Obviar

Lunes a Viernes/Domingo 18:00 h

El baúl de Clhoe

Moderadores: eclipse, aguilaroja, Estuarda, Barsine, Moderadores

Re: El baúl de Clhoe

Notapor maag el Lun Dic 05, 2011 2:06 am

Yo esperaba continuación de Dulce espera... pero ¿esto es una continuación?, si es así tendré que releerla que ya apenas me acuerdo, ¡Vaya memoria que tienes Luna!

Un comienzo con huida desesperada, he visto al zorro advirtiendo el peligro... y Luna...¿Quién es? ¿lo sabremos pronto?

Esperando dejes otro trocito :) :) :) :) :)
maag
 
Mensajes: 377
Registrado: Vie Ene 07, 2011 1:23 am

Re: El baúl de Clhoe

Notapor Clhoe el Lun Dic 05, 2011 12:03 pm

LUZ DE LUNA, es una especie de "Algo especial", un regalo para una estrella que brilla en este foro...........¡¡seguro que lo leera¡¡. ;)

pdta: No os preocupeis el desenlace de DULCE ESPERA, prontito,...........ahora me centrare en este, ¡¡que le tengo pensado dar mi "toque"¡¡ :D
Imagen
Amor, cuántos caminos hasta llegar a un beso, ¡qué soledad errante hasta tu compañía!
Por obra y gracia de Tanjus¡¡¡
Avatar de Usuario
Clhoe
 
Mensajes: 1254
Registrado: Lun May 25, 2009 11:46 am

Re: El baúl de Clhoe

Notapor mairavaninab el Dom Dic 11, 2011 4:14 am

Me había perdido la vuelta de Clhoe! :o Con las ganitas que tenía!! :D

Mmm..yo estoy como Luna, ;) quiero saber más sobre Dulce Espera...pero si hay que esperar ( :? ), no hay problema. Mientras tanto, te seguiré los pasos con Luz de Luna. ;) Gracias Clhoe.
Imagen
Avatar de Usuario
mairavaninab
 
Mensajes: 1618
Registrado: Mar Sep 21, 2010 4:28 pm
Ubicación: Mar del Plata, Argentina.

Re: El baúl de Clhoe

Notapor Clhoe el Sab Dic 17, 2011 7:55 pm

LUZ DE LUNA 2
La gran oscuridad nocturna parecía acompañarla, se escondía entre las sombras que le proporcionaban cobijo. Llevaba unas horas cabalgando, sin apenas descanso, pero su caballo parecía agotado, y necesitaba tomar un respiro. Se detuvo en seco y miro a ambos lados. No se escuchaba nada, tan solo el sonido de algún animal a lo lejos, el bosque caducifolio le propinaría un buen escondijo. Estaba de suerte ese tipo de bosques normalmente su temperatura se mantiene durante las noches, además no existía ningún tipo de aridez, y si no se equivocaba las reservas de agua nunca se agotaban. De todas formas elegiría bien el suelo donde yacer, por que tanto exceso de agua provocaba que las plantas no lo absorbieran y y como consecuencia algunas zonas aparecían encharcadas. Su caballo relincho protestando. Lo calmo pasando su mano por sus crines negras. Habia llegado a un bosque de fagus, o mejor dicho de hayas, podía percibir que la mano del hombre no había llegado hasta allí. Las grandes ramas de los arboles que de dia proveen de sombra a los animales residentes, tenían la función en si mismas de obtener sus propios nutrientes para que pudiera prosperar. El haya es la especie dominante en las zonas más húmedas, ya que necesita de una mayor humedad atmosférica para su desarrollo. Predomina en las llanuras húmedas tiene un follaje muy denso y deja pasar muy poca luz hasta el suelo, por lo que su sotobosque es más pobre; compuesto predominantemente de helechos. Estos últimos serian su cama. Aunque sabia que había escogido la zona mas humedad para quedarse, también era consciente de que era el lugar menos transitado, sabían que si se hubiera desviado hacia las zonas de los Bosques de Robles, donde todo el ecosistema era mas seco, también era el mas humanizado.
Se había dado prisa en borrar sus huellas, asi como dejar falsas marcar en cuanto árbol estuviera en su camino, y en cuanto a su olor, le habían eseñado que nada mas efectivo que usar la flor de la Lantana, que tiene un poderoso olor, capaz de quitarte de encima el tuyo propio. Sabia que durante unas horas estaría a salvo, pero eso no los detendría, seria una persecución sin cuartel. Decidio que una hoguera en esa parte del bosque no la verían, estaba demasiado alejada y en la profunidad del mismo para ser vista, aun asi tomo precauciones y no la hizo demasiado grande. Su caballo pacía tranquilo mordisqueando alguna de las plantas y helechos que abundaban por la zona. Se sento y miro el fuego mientras crepitaba, se acurruco en su manto , para sentir aun mas calor. Fijo su mirada en las llamaradas, una mirada que volvia una vez mas al punto de partida.
A donde se había criado, con su gente, con sus padres y su hermano, ¡¡su hermano¡¡ y sintió que una punzada en su alma que le atravesaba toda la garganta sin que pudiera respirar. Cerro los ojos y se traslado a ese tiempo. Se vio a si misma corretear sin miedo por las calles de su ciudad, gritando y riendo con otros de su edad. A todos los que ella conocía haciendo sus labores, su trabajo, a Marian la anciana, la mas sabia, una excelente aya…..lo había sido de su madre, de su hermano y también suya . La hacia correr detrás suya como si tuviera veinte años con sus travesuras. Sus padres, sus grandes tesoros Fabien y Gabrielle de Candau, su progenitor era como su Dios, tan alto, con una voz prominente, de anchas espaldas y pelo ensortijado, la solia coger en volandas como un pajarillo y la elevaba para que asi se acercara a la luz de la luna. Su madre era todo bondad, con un carácter ferreo, orgullosa, pero que cuando sonreía solia que todo el mundo la obedeciera. Su hermano ¡¡era su héroe¡¡ Arian……sintió que su corazón dejaba de latir durante un segundo, tan alto como su padre, tan alegre como su madre, y con el corazón de los tres en una sola persona. Se llevaban un par de años, el le enseño a cabalgar, le enseño a reconocer cada planta de cada bosque, cada hierba de cada hierbajo, cada pájaro de cada especie, a que lo que viera con los ojos, lo cuidara. Le encantaban sus clases, solia escaparse de las manos de la aya Marian, ante los refunfuños de la misma, para ir a verlo en sus labores como adoctrinar a un caballo. Su familia pertenecía a una rica linaje de mercaderes, su padre solia viajar junto a su hermano por otras zonas. Su vida pensaba que era como la de cualquier niño de su edad. Hasta que su curiosidad un dia no pudo mas. Su aya se habían quedado dormida como era su constumbre a determinadas horas y se escabullo. En su casa no había nadie, solo los criados en la planta baja que debían tener dia libre y sus charlas y risas llegaban hasta ella. En el salón principal no se escuchaba nada. No había nadie. Entonces vio unas sombras que avanzaban en silencio eran cuatro las que sorteaban la oscuridad. Un relejo centelleante le hizo ver que uno de ellos llevaba el manto de su madre, eso le hizo acurrucarse mas en su

sigue ;)
Imagen
Amor, cuántos caminos hasta llegar a un beso, ¡qué soledad errante hasta tu compañía!
Por obra y gracia de Tanjus¡¡¡
Avatar de Usuario
Clhoe
 
Mensajes: 1254
Registrado: Lun May 25, 2009 11:46 am

Re: El baúl de Clhoe

Notapor Clhoe el Sab Dic 17, 2011 7:57 pm

capa, enseguida lo reconoció, era la capa negra con bordados en los laterales que se la había visto guardada en un arcón. Corrió escaleras abajo y salió por la puerta de servicio sin ser vista. Las figuras avanzaban aprisa con la ayuda de un farol, necesitaba seguir su ritmo para no perderles de vista, pero ellos eran mas escurridizos. Ya estaban lejos del pueblo, miro hacia abajo y podía aun ver los tintineos de la luz en los hogares, cuando se dio la vuelta ya no estaban sus sombras. Miro a ambos lados asustada, por donde se habrían ido, ella conocía muy bien la zona, su hermano le había enseñado palmo a palmo. Y si su intuición no fallaba lo único que había por aquel lugar, era la Ermita de San Andres, que estaba cuidada normalmente por un ermitaño, amigo de su padre, Eudes.
Casi como un animal de la noche, avanzo de puntillas cuidando de no rozar con nada que pudiera delatar su presencia. Si Elves estaba con ellos, daría con su presencia en menos de lo que canta un gallo. Normalmente cuando se escapaba al bosque, no sabia como pero siempre se aparecia como salido de la nada, mas de una vez le había dado un buen susto. Las sombras desaparecieron tras la Ermita, corrió hacia allí, y la rodeo justo por donde los vio desaparecer. Alli no había nada. Su desilusion iba en aumento. Pero sus orejas escucharon un crujir y se agazapo detrás de unos arbustos. Otra sombra mas que no sabia a ciencia exacta a quien pertenecía, esta vez se fijo por donde se diluían, y acerto a ver una enorme piedra que por uno de los laterales parecía que había un hueco. Se coló como un roedor y se tropezó con unas escaleras de piedra que avanzaban hacia el fondo de la tierra, las cuales eran visibles gracias a las antorchas colgadas en las paredes. Tuvo cuidado de no tropezar y caer en picado y le costo algún tiempo bajar las casi cincuenta escaleras. Cuando llego a suelo firme estaba casi agotada, siguió atraves de un pasillo y ya pudo escuchar voces. Por las paredes había unos simbolos que no pudo descifrar, pero lo que mas le llamo la atención fue cuando llego a la enorme sala. Se agazapo detrás de una columna, y pudo comprobar la gran mesa redonda que había en medio, pero lo que mas le sorprendió fue las personas que allí se encontraban, su padre, su madre, su hermano, Elves, y mucha de la gente que se cruzaba con ella en el pueblo. No entendía que hacían allí en medio de la noche. Cada uno tenia su lugar . Entonces se percato de un enorme símbolo que adornaba el lugar, nunca lo había visto, o algo de el si le sonaba muy familiar, era circular , y dentro del mismo estaban dibujados un caliz del cual brotaba un sol y la tierra, encadenados a los escudos de un Aguila, la estrella de siete puntas y un león asi como nuestro escudo que era la luna y alrededor del mismo ponía Visita Interiora Terrae Rectificando Invenies Occultum Lapidem. No entendía absolutamente nada, mas tarde lo llegaría a entender. Todos los allí presentes, parecían preocupados, mantenían discrepancias y algunos no estaban de acuerdo con las resoluciones acordadas. Tan ensimismada estaba en mirar todo aquello que no vi la punta de una espada en mi hombro. Salte dando un chillido como un animal preso del pánico, y todos los allí presentes, quitaron sus armas como si les estuvieran atacando, con una tensión enorme. Elves me miraba enojado.
-No es sitio para una niña .-le riño Elves con ese vozarrón profundo.
-Dejala Elves, algún dia será su lugar.-dijo su padre mientras le abria los brazos.
Cuando su padre le cogía en brazos nada ni nadie podría vencerla, ni tan siquiera Elves, que la miraba enfurruñado y que tenia que aguantar que le enseñara la lengua en todo su explendor. La reunión termino antes de lo esperado y todos se fueron dispersando, en brazos de su padre fue devuelta a su casa. La arropo Gabrielle y una enojada aya Marian.
-Luna, debes tener cuidado, no puedes escaparte cuando te venga la gana, la noche es peligrosa, prométeme que no lo volveras a hacer .-le dijo Gabrielle mientras le pasaba la mano por el pelo.
-Si madre…….se lo prometo .-dijo.- Pero madre, que ¿era aquel lugar?
Gabrielle y Marian se miraron una a la otra inquietas.

sigue
Imagen
Amor, cuántos caminos hasta llegar a un beso, ¡qué soledad errante hasta tu compañía!
Por obra y gracia de Tanjus¡¡¡
Avatar de Usuario
Clhoe
 
Mensajes: 1254
Registrado: Lun May 25, 2009 11:46 am

Re: El baúl de Clhoe

Notapor Clhoe el Sab Dic 17, 2011 7:58 pm

-No ha llegado el momento de contártelo tesoro.-dijo Gabrielle.- Es solo algo que viene de generación en generación, como la luna que llevamos todos de la familia, incluida tu.
Se miro aquella figura en su muñeca, y fue la primera vez que se dio cuenta que algo significaba aquel símbolo, hasta ese momento lo vio normal por que toda su familia lo tenia, era algo de ellos.
Hasta el dia que el infierno toco su vida. Ese dia sus sueños, su risa, sus juegos se perdieron en sangre y lagrimas. Esa noche todo lo que ella conocía desapareció ante sus ojos. El fuego lo inundo todo, y el pueblo fue arrasado por un ejercito negro que había llegado para llevar acabo semejante bestialidad. Su padre , su Dios, fue el primero en blandir su arma, salió acompañado de su hermano . Ella se quedo inmóvil, presa del pánico rodeada de su madre y su aya. Marian se mantenía escondida mirando el horror ante sus ojos, como cada hombre caia ensangrentado, con la vista perdida, sin algúna extremidad de su cuerpo, como no destinguian entre hombres, mujeres , niños o ancianos, todo era valido. Miro para Gabrielle y para mi , y recuerdo su sonrisa, mi madre la miraba angustiada.
-¡¡No¡¡ Marian…….¡¡no¡¡ te lo suplico, ¡¡tu no¡¡ .-le dijo mientras la agarraba.
-No se detendran querida mia, y tu lo sabes, escondete tu y la niña, mi tiempo ya ha terminado………-dijo mientras le acariciaba la cara.
Estaba aguantando para no llorar, temblaba del miedo. Mi aya lo noto y se acerco a mi, mientras me acurrucaba entre sus brazos como cuando era mas pequeña.
-Luna, se valiente, ¡¡lo eres¡¡ lucha por tu libertad, por lo que te enseñamos, no tengas miedo, la verdad te hara libre………….-dijo mientras me colgaba al cuello algo que escondió bajo mis ropas.
Miro a mi madre y con una mirada se entendieron ambas. Habia que salir de la casa, el fuego estaba próximo y la humareda cubriría cada lugar, cada rincón, pero en el exterior aquellos soldados del diablo no paraban de masacrar. Marian empujo la puerta, y un olor a quemado les llego como una brisa que te ahogaba los pulmones. Salimos mientras ella forcejeaba con uno de esos sanguinarios, Luna miraba hacia ella mientras gritaba que las alcanzara.
-No mires Luna, corre .-dijo Gabrielle tirando de ella mientras sollozaba.
Sus ojos recuerdan a Marian tirada en un reguero de sangre, mientras conservaba esa paz en su rostro. Lloraba como nunca. Gabrielle tenia que salir de allí, pero antes debía buscar a su marido y a su hijo, pero no había tiempo. Miro a su hija, y entonces determino que debían irse si no las dos correrían peligro. Pero se detuvo en seco, cuando vio a Fabian luchar contra un escuadron de cuatro hombres. Su corazón dejo de latir. Luna la miro y ella le sonrio. Sabia lo que iba hacer.
-¡¡Elves¡¡ -grito Gabrielle a todo pulmon
El gran guerrero la vio, y corrió hacia ellas mientras se deshacía de uno que venia directo hacia el.
-Debeis marcharos,¡¡ vamos a que esperais¡¡.-dijo Elves mientras las empujaba.

sigue
Imagen
Amor, cuántos caminos hasta llegar a un beso, ¡qué soledad errante hasta tu compañía!
Por obra y gracia de Tanjus¡¡¡
Avatar de Usuario
Clhoe
 
Mensajes: 1254
Registrado: Lun May 25, 2009 11:46 am

Re: El baúl de Clhoe

Notapor Clhoe el Sab Dic 17, 2011 8:00 pm

-Elves………¡¡no¡¡.-dijo Gabrielle mientras lo detenia
-Ni lo pienses Gabrielle, Fabien...¡¡no me lo perdonaría¡¡ .-dijo Elves con voz tremula
-Mirala Elves, es una niña, merece vivir, llévatela lejos, busca a mi hijo y marchaos por favor, se que tu la cuidaras bien.-dijo Gabrielle mirándome.
Elves la miro y luego la miro a ella, cogió en brazos a Luna y Gabrielle se quito su capa y se la puso encima de la niña.
-Mi pequeño tesoro, siempre estare contigo, recuérdalo, nunca te dejaremos sola .-dijo mientras la besaba en la frente.
Luna se desperaba en brazos de Elves, mientras gritaba que no se fuera , que se quedara, pero Gabrielle ya había quitado su espada y se disponía a ir a junto su marido. El fuego cada vez era mas fuerte, las llamaradas parecían clamar al cielo. Gabrielle blandia su espada con fuerza, pero el humo le restaba visibilidad y no lo vio.
-¡¡MADRE¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ .-grito con todo pulmon una voz que salía de entre la multitud , Arian
-¡¡ARIAN¡¡.-grito Elves –NO VAYAS…………
http://www.youtube.com/watch?v=37NALLyzYUs
Gabrielle cayo en brazos de su hijo con una espada clavada a su espalda. Fabien corrió raudo junto a su esposa a la que le susurro ; “Esperame a la orilla del rio ,que estare para ti”…….ella pudo esbozar una sonrisa, y el le cerro sus ojos . Fabien levanto su vista
-ELVES ¡¡llevate a mi hija¡¡ salvala………..¡¡vamos¡¡ .-rugio.
Arian presa de la furia, llego junto a Luna y Elves .
-Yo te cubriré Elves……….¡¡vete¡¡.-dijo Arian.
-¡¡Arian debes ir tu, yo¡¡¡¡¡¡¡.-dijo Elves mientras miraba el cuerpo de Gabrielle.
-Ya no…….mi sitio es este .-dijo Arian.- Luna, recuerda que siempre me tendras-………..
Siempre es una palabra muy larga, sus ojos vieron caer a su padre y a su hermano, y ella ese dia se quedo sin lagrimas, se secaron. Elves consiguió sacarla de allí, y en lo alto , pudieron ver como aquel pueblo , eran solo cenizas.
Abrio los ojos, y echo mas leños al fuego. Esas imágenes las tenia grabadas a fuego, nunca mejor dicho. Todos se sacrificaron por ella. Ella debía corresponderles, se lo debía. Busco en su bolsillo de su alforja , algo, saco un papel, se lo había dado Elves antes de morir por si le pasaba algo, debía ir a LA VILLA, tenia que encontrar a una persona.
Aun le faltaban unas semanas para su llegada.

Continuara
Imagen
Amor, cuántos caminos hasta llegar a un beso, ¡qué soledad errante hasta tu compañía!
Por obra y gracia de Tanjus¡¡¡
Avatar de Usuario
Clhoe
 
Mensajes: 1254
Registrado: Lun May 25, 2009 11:46 am

Re: El baúl de Clhoe

Notapor mairavaninab el Jue Dic 29, 2011 11:43 am

Clhoe! :P

Pobrecita Luna. :cry: Que pena haber visto morir a toda su familia, y encima ahora a Elves. :( Me tenés intrigadísima con esa reunión en la que estaba toda la familia. :? Que estarían tramando?

Espero ansiosa la continuación con su llegada a la Villa, pero sin presionar. ;)


PD: Me dejaste :shock: :shock: con la descripción del bosque. ;)

Gracias!! :D
Imagen
Avatar de Usuario
mairavaninab
 
Mensajes: 1618
Registrado: Mar Sep 21, 2010 4:28 pm
Ubicación: Mar del Plata, Argentina.

Re: El baúl de Clhoe

Notapor Tanjushka el Lun Ene 09, 2012 2:48 pm

¡¿El baúl de La Guardiana del Cuore?!Imagen
Pero yo no sabía de su existencia... :oops: :oops: :o :o :shock: :shock:
Ahora sé lo que voy a hacer el próximo fin de semana...:DImagen
Imagen
Avatar de Usuario
Tanjushka
 
Mensajes: 5332
Registrado: Mar Mar 16, 2010 2:26 pm
Ubicación: Belgrado, Serbia

Re: El baúl de Clhoe

Notapor Clhoe el Sab Ene 14, 2012 7:10 pm

LUZ DE LUNA 3

Mientras aquella misteriosa mujer galopaba hacia su destino. En otro lugar, la estación mas alegre del año hacia ecos de su presencia. El gran astro solar había echo su aparición, dejando sentir todo su esplendor con gallardía, desperezando cada rayo atreves del manto color azul que parecía servirle de presentación. El verde inmenso de la hierba se entremezclaba con las pequeñas amapolas que hacían su aparición majestuosas, asilvestrada, erecta, con sus tallos verdes y hojas simples, alargadas y lobuladas, del color de la mas preciada piedra preciosa, el rubi. Pero asi como se alzaba entre los matojos de hierbabuena, era la mas delicada de entre todas aquellas plantas, un solo roze y sus petalos se desperdigaban por todos lados. Escondida entre toda aquella vegetación, estaba la bellorita, menuda, de pequeña altura, perdida entre hierbajos , con sus petalos blancos y su centro amarillo, que adornaba en buen numero aquel manto frondoso de pura naturaleza. La madre naturaleza regalaba ese paisaje a todo aquel que la visitara, incluido el sendero que discurría serpenteante, salpicado de pequeñas piedras y con matojos de hierbajos a cada uno de sus lados. A media que seguías esa guía escrita en la tierra, podias fijarte en la cantidad de alamos que te daban la bienvenida a ambos lados, de considerable altura, de hojas simples, enteras, aserradas y dentadas, que congeniaban con chopos, abedules y fresnos. Enormes arbustos que por su constitución, eran considerados arboles de ribera , dado su proliferación a subsistir en terrenos con agua o cerca de la misma. Una constante corriente de agua que fluia con continuidad, se dejaba sentir , asi como algunas voces que lo acompañaban . Donde el rio eran mas calmo un pequeño arroyo acogía entre aquellas aguas cristalinas, a aquellos que necesitaban de el para sus labores cotidianos.

Ella se dejaba mecer por el sonido de esa melodía agradable que le proporcionaba el discurrir de aquel lugar, como si se meciera en ese remanso de paz que tanto necesitaba. Con sus ojos cerrados, su pelo negro ensortijado por la tibia brisa de la tarde, el sol abrasador llenando sus brazos de calor, se dejaba ir, sintiéndose libre.

-¡¡Muchacha¡¡ .- dijo una voz.- ¡¡que no estamos a lo que estamos¡¡ que si sigues en estado de trance ¡¡lo que laves llega por lo menos a Toledo¡¡
Entreabrió los ojos, y con media sonrisa, alzo la mano para coger el pedazo de tela que se perdía entre el andar del rio. Tubo que hacer un poco de esfuerzo para atraerlo hacia ella, por que el agua había echo que doblara el peso real. La mujer que estaba a su lado, con la camisa desabotonada, y remangada hasta el codo, la ayudo.
-Gracias Cata .- dijo la mas joven mientras apretaba la prenda contra una roca para quitarle el agua sobrante.
-¡¡Margarita, hija que estas en otro lao¡¡ si yo te entiendo muje, pero tienes que echar to pa fuera, ¡¡que eso de guardar pa dentro, se apolilla uno¡¡ te lo dice una …..que va vieja y sabe un rato .-dijo Catalina mientras se echaba la mano a los riñones y se estiraba.
Margarita arrodillada, con el cabello cayéndole por un hombro, esbozo una sonrisa, mientras seguía con su trabajo y echaba mas prendas al agua, atrayéndola, y frotando una y otra vez.

sigue
Imagen
Amor, cuántos caminos hasta llegar a un beso, ¡qué soledad errante hasta tu compañía!
Por obra y gracia de Tanjus¡¡¡
Avatar de Usuario
Clhoe
 
Mensajes: 1254
Registrado: Lun May 25, 2009 11:46 am

AnteriorSiguiente

Volver a Relatos

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 4 invitados

cron