Obviar

Lunes a Viernes/Domingo 18:00 h

La madeja de Far

Moderadores: eclipse, aguilaroja, Estuarda, Barsine, Moderadores

Re: La madeja de Far

Notapor miren estibaliz el Mar Mar 05, 2013 8:54 pm

Far no sabes lo que me alegra escuchar que vas a volver pronto y con aires renovados. Pues nada te esperamos como agua de mayo igual que tus escritos.
Hasta pronto guapetona
Imagen
Mil Gracias Sueña
miren estibaliz
 
Mensajes: 1854
Registrado: Lun Abr 20, 2009 7:46 am
Ubicación: Vitoria-Gasteiz

Re: La madeja de Far

Notapor Tessa el Jue Mar 07, 2013 2:35 pm

Me alegro Far que estés animada y tengas más tiempecillo para continuar con tú madeja, ya sabes que estamos aquí esperándote guapa¡¡¡ :D
Imagen

Gràcies Sueña¡¡¡¡
Avatar de Usuario
Tessa
 
Mensajes: 3911
Registrado: Mar Nov 29, 2011 4:45 am

Re: La madeja de Far

Notapor Barsine el Sab Mar 09, 2013 8:56 pm

Far, te digo sólo que en el libro que estoy leyendo ahora (una historia sobre una cortesana amante di Benvenuto Cellini :o ;) ) sale un tal Diego que es de Sevilla y al leérlo pegué un brinco en el sofá. Así que, arreandito! :D
Avatar de Usuario
Barsine
 
Mensajes: 3013
Registrado: Mié Oct 27, 2010 8:55 am
Ubicación: CAVE BARSINEM

Re: La madeja de Far

Notapor MAITEM el Dom Mar 10, 2013 8:06 pm

Hola Farfan, este fin de semana me he dedicado a leer tu relato y he de decirte, que me ha gustado muchísimo!!! :o
Así que ya tienes una fiel lectora más rendida a tus pies(y al resto del cuerpo claro... :shock: )
Y espero con ansia tu proximo regreso, gracias por esta magnífica historia :D ;)
Imagen
¡¡Gràcies Tessa!!
Avatar de Usuario
MAITEM
 
Mensajes: 7310
Registrado: Dom Abr 29, 2012 12:29 pm

Re: La madeja de Far

Notapor Sisci el Jue Abr 04, 2013 2:19 am

Bueno bueno y el gorroncillo donde anda :? :? :?
con el retraso de hilos que tengo vengo a ver que hay de nuevo y bueno :x
Ya vengo ya vengo y nada que vienes :evil: y yo sigo en las mismas, con decirte que me leí el croquis por si acaso me encontraba con algo y nada :evil:
No ya en serio, espero que estés bien preciosa y que pronto nos deleites con esta historia ;)
Se te extraña por estos lares
pdta ahora en semana santa estuvieron pasando un programa llamado "semana santa desde Sevilla" y me acorde de ti ;) , bueno es que no se quien mas sea de esa parte de España o no recuerdo :oops: pero Farfanilla seguro si :mrgreen:
Imagen
Gracias Tanja & Rak
La Leyenda del Bluebonnet
Avatar de Usuario
Sisci
 
Mensajes: 1925
Registrado: Dom Ene 01, 2012 6:16 pm
Ubicación: Texas, USA

Re: La madeja de Far

Notapor farfán el Jue Abr 04, 2013 6:05 pm

lo se, lo se, y no creais que lo he intentadooooooo, quiero volver, pero me da "cosa" enfrentarme al relato, he intentado volver a escribir...pero no termina de cuajar ningún capitulo enterooooo....pero...ahi me quedo, en el intento... :oops: :oops: :oops: :oops: , quiero darle un giro, corregir cosas...pero he dicho que volveré y volveré, NOCHE VELADA tendrá su fin!!
Imagen
GRACIAS RAK, por cierto eres mi "idola"
bautizada "L'enfant terrible" por la Onomaturga
Avatar de Usuario
farfán
 
Mensajes: 1603
Registrado: Vie Mar 12, 2010 4:57 pm

Re: La madeja de Far

Notapor Sisci el Jue Abr 04, 2013 8:06 pm

Que bueno saber de ti gorrioncito!!!!!! :D

Bueno, tu tranquila que "no pasa nada" (escúchese con la voz que ya todas sabemos 8-) )
Como dicen, mas vale paso que dure y no trote que canse, y en este caso mas vale que estes satisfecha con lo que quieres contarnos y no terminar algo por terminarlo, que me imagino que es tu gran dilema, solo recuerda que tú eres quien tiene todas las cartas (incluidas las de los protagonistas :lol: :lol: :lol: ) y que estoy segura que así como nos has metido en tu trama hasta aquí, seguro que nos encantara TU final, si eso es lo que quieres, ahora que si hay mas que contar pues lo escuchamos :mrgreen:
Un beso ;)
Imagen
Gracias Tanja & Rak
La Leyenda del Bluebonnet
Avatar de Usuario
Sisci
 
Mensajes: 1925
Registrado: Dom Ene 01, 2012 6:16 pm
Ubicación: Texas, USA

Re: La madeja de Far

Notapor farfán el Jue Ene 09, 2014 12:07 am

uy que de polvo acumuladooooooooooooooo.....oyoyoyyo ni yo misma me acuerdo por donde iba...a si, esto era....

NOCHE VELADA

CAPITULO 41.1



“Si quieres saber la verdad dirige tus pasos firmes, hasta la tercera del evangelio”... la tercera del evangelio, la tercera…


La amplia y desgastada mesa de madera estaba totalmente llena de restos de harina que se entremetían por las llagas del tablón tantas veces limpiado, su figura, recortada por el fuego que prendía a su espalda, se mostraba enérgica, se afanaba por doblegar aquella masa, la cual iba tomando forma entre sus dedos adquiriendo consistencia; sus manos se hundían una y otra vez como si con cada movimiento pudiera desentrañar cada una de sus dudas.

Había decidido realizar ella misma el pan que comerían hoy, un pan de candeal, muy laborioso, de miga prieta...algo que la tuviera entretenida, que consiguiera alejar de sus pensamientos aquel fantasma de tristeza que inundaban sus días desde que Juan había confirmado su compromiso con aquella noble...y sin embargo apenas pensaba en Juan, en su desencuentro de nuevo con el amor, un amor más maduro, más real y menos platónico que el que había vivido con Gonzalo... apenas pensaba en ello; el único pensamiento que acudía constantemente a su mente era las palabras escritas por su hermana, revelando, de forma velada, un secreto que había marcado, sin ella saberlo, toda su existencia, y que, a día de hoy, seguía siendo lo único por lo que luchar, por lo que comprometerse, una razón para no abandonarlo todo.


Su habitual falda verde se veía salpicada por amplios lamparones blancos, restos de aquella harina de trigo que con la fuerza de los movimientos se había escapado del tablero de madera y se habían depositado sobre la prenda. Realmente no prestaba atención a lo que realizaba, eran movimientos mecánicos que aplacaban su desasosiego. No había vuelto al palacio de la Marquesa, no tras el desayuno que se había celebrado con motivo del anuncio del enlace, no después de todo lo que había organizado Lucrecia en aquel baile de máscaras; estaba segura que por aquel entonces la marquesa de Santillana ya conocía el doble compromiso...una ocasión perfecta para volver a dejarla en evidencia...no, la mejor decisión había sido no volver.Su camisa de lino blanca se había empapado de sudor bajo el corpiño burdeos que le ayudaba a evitar que su espalda se resintiera por el esfuerzo y la postura, pero Margarita no era conciente del sopor que generaba aquel esfuerzo físico...la tercera del Evangelio...aquel acertijo imposible de descifrar daba vueltas en su cabeza desde entonces, y por más que lo analizaba, meditaba e intentaba evocar algún recuerdo donde Cristina hiciese siquiera una leve mención, su mente se veía inundada de un gran vacío, llamando a voces a la desesperación que parecía colmar de frustración su existencia, consiguiendo que la simple idea de huir brotaba una y otra vez en su interior cómo la salida más propicia y aconsejable, como el más atrayente y seductor de los manjares que pudieran formar parte de la más suculenta de las cenas...pero sabía que tenía que cumplir una misión, proteger a Gonzalo, pero ¿por qué?...”Gonzalo es uno de los pilares”...¿pilares?...”si quieres saber la verdad…”; claro que quería conocer la verdad, tenía la sensación de que toda su vida había sido una quimera, que siempre le había sido negada la felicidad al lado del hombre que había amado, que aún amaba...no lo sabía con exactitud.


Secó el sudor de su frente y un hilo de aquel fino polvo blanco se adhirió a su rostro, pero no prestó atención a aquel gesto, su corazón era un lugar de encuentro y desencuentro de sentimientos; traición por parte de su hermana...o tal vez no; si creía lo que aparecía en esa carta Cristina nunca la traicionó al casarse con Gonzalo, sino que estaba protegiendo a ambos...pero, ¿de qué?... “Si quieres saber la verdad...Dirige tus pasos firmes, Hasta la tercera del evangelio”. la tercera del evangelio…
Imagen
GRACIAS RAK, por cierto eres mi "idola"
bautizada "L'enfant terrible" por la Onomaturga
Avatar de Usuario
farfán
 
Mensajes: 1603
Registrado: Vie Mar 12, 2010 4:57 pm

Re: La madeja de Far

Notapor farfán el Jue Ene 09, 2014 12:08 am

41.2

- Siempre igual, algún día dará una vuelta mal dada y zas...el ala rota...si ya lo veo yo...si es que…

-Tercera del evangelio…¿qué podrá ser?.-susurraba la joven más para sí que para cualquier otra persona.

- pero no le haga usted caso al pobre de Satur...¿Qué murmura usted señora?- El sirviente se vio sorprendido ante la presencia de la muchacha, era demasiado temprano para que cualquier miembro de la casa estuviera ya en pie, por ese motivo detuvo sus caminata y su discurso. Aún no había despuntado los primeros rayos del alba, cuando tras una larga y fatigosa noche, que ya agonizaba, tanto él como el héroe volvían al cálido fuego del hogar.

Traían a los caballos cansados, por eso la primera parada fue el establo, en aquella noche el héroe había registrado cada uno de los lugares donde Agustín había dejado alguna señal o indicio que le indicara cual era su origen, que le ayudara a encontrar el paradero de su hermana, o que siquiera le diese algún significado a todo lo que había descubierto sobre los guardianes, pero la busqueda había sido esteril, y con el desengaño como único compañero, había vuelto a la realidad de su cotidianidad como maestro de la villa.


Al escuchar la voz de Satur, Gonzalo también se detuvo, aún vestía los ropajes del encapuchado, y aunque gozaba de la confianza de Margarita, sería difícil explicar cómo es que se hallaba en el establo de la casa del maestro y acompañado de su sirviente...Satur presuroso se quitó el casquete de piel con el que solía cubrir su cabeza y dió señales a su amo para que se escondiése.

Gonzalo descaminó lo andado, buscando alguna camisa entre la ropa limpia que estaba tendida a unos metros de alli, y así poder cambiarse...era temprano aún, ¿qué haría Margarita despierta?, aún estaba preocupado por ella, otra preocupación más, pero esta sólo atañía al hombre; en lo que respectaba a la muchacha no existía Águila Roja, no existía el maestro de la villa, sólo estaba Gonzalo y su corazón enamorado, el cual sufría por Margarita, ya que desde la ruptura del compromiso andaba por la casa como si fuera un fantasma de lo que antaño fue, sumida en el más absoluto de los silencios, apenas pronunciaba palabra a lo largo del día, dolida de amor cómo estaba, no sabía cómo hacerle sentir mejor, intentaba cuidarla, pero en cada intento veía reflejado en el rostro de la chica una sonrisa vacía que lo apenaba aún más...

-¿y que hace despierta tan temprano? ande, ande que no tenía por qué ponerse a hacer pan...aún tenemos dinero suficiente para comprarlo…- oyó decir a Satur, este estaba ganando tiempo para que él pudiera cambiarse, o al menos intentar colarse por la ventana del palomar...idea que tuvo que descartar puesto que había amanecido, la ronda de los corchetes estaría apunto de comenzar, no podía correr ese riesgo y poner a toda su familia en un aprieto….- déjeme a mí, le he contado alguna vez cómo, en los años en los que estuve en una compañía de teatro, me tocó interpretar el papel de panadero, verá usted en la obra había una muchacha que todos los día iba a por el pan, la muchacha, si usted la hubiera visto…

-¿Qué?...Satur no...no hace falta, ya casi lo tengo.- Margarita volvió en sí, volvió a aquella estancia, al calor del fuego a su espalda, a la mesa cubierta de harina, a las piedras que configuraban aquel lugar seguro para ella.-


En esos momentos sonó la puerta, fueron unos golpes presurosos, seguidos de un leve gruñido, más parecido a una queja, de repente silencio y acto seguido algo se sostuvo en la madera dejándose caer por ella. Fue entonces cuando la quietud y la cautela se manifestaron en el rostro de Satur y Margarita. El criado indicó a la muchacha que se escondiera, intentando sacar su valentía se acercó poco a poco a la entrada, quizás era su amo que había encontrado una forma de salir a la calle y poder entrar como el maestro sin levantar sospechas...pero en ese momento Gonzalo entraba a la estancia desde la cuadra con un caminar pausado y llamando al silencio con el dedo sobre sus labios, se fue aproximando a la puerta, tomó aire y con un ágil movimiento la abrió; al instante un monje franciscano cayó de bruces en el interior.
Imagen
GRACIAS RAK, por cierto eres mi "idola"
bautizada "L'enfant terrible" por la Onomaturga
Avatar de Usuario
farfán
 
Mensajes: 1603
Registrado: Vie Mar 12, 2010 4:57 pm

Re: La madeja de Far

Notapor farfán el Jue Ene 09, 2014 12:10 am

43.3

-Satur cierra la puerta ahora mismo, corre!-el sirviente obedeció presuroso para después volver a acercarse a su amo.- ahora sal por la puerta del establo, y con mucho cuidado busca por las calles cercanas cualquier indicio de trifulca o pelea…- en ese momento comprobaba las constante del monje para asegurarse que aún conservaba la vida, al tomar su brazo y girarlo la sorpresa se manifestó en su rostro, frente a él, en el reverso de la muñeca del anciano, apareció un perro tatuado, algo que ya había visto antes, era el emblemas de los guardianes. Se lo mostró a su criado.- incluso si ves a alguien sospechoso siguelo.- esto último se lo sugirió en susurros ya que su cuñada se acercaba para poder ayudar.- Satur.- lo detuvo sujetando el brazo del hombre antes de que terminase de levantarse.- ten cuidado...Margarita trae unos paños limpios ahora mismo, han herido a este hombre, rápido.- La casa entera pareció despertarse con aquella incursión, todos se pusieron en marcha, desapareciendo de aquella enorme sala para cumplir las indicaciones precisas de Gonzalo.

Efectivamente aquel anciano estaba herido, de entre sus hábitos una gran mancha de color rojo intenso iba ocupando cada vez más aquella vasta tela. Gonzalo cogió al monje en volandas y lo llevó hasta su habitación; ya habría tiempo de preguntar quién era y por qué lo habían herido, si sabía quién lo había atacado y el motivo, aunque en su mente empezó a fraguarse la respuesta a todas aquellas preguntas, una respuesta que llevaba tiempo luchando por salir, sus peores sospechas se habían confirmado con aquella fortuita aparición, el Cardenal Mendoza había destapado la caja de pandora en la fiesta de Lucrecia, los guardianes habían aparecido en su vida, el misterioso caballero del jubón bordado con un águila Negra persiguiendo aquel muchacho sólo había conseguido alentar más ese pensamiento...La Logia había vuelto y perseguía a los guardianes.


Depositó al anciano en el lecho, mientras busca el origen de tanta sangre, en esos momento Margarita entraba por la puerta, llevaba en sus manos varias gasas para detener la hemorragia. No detuvo sus pasos al contemplar todo teñido de rojo, el lecho de Gonzalo ocupado por aquel cuerpo inerte que cubría la blanca sábanas con la señal de un cruel desenlace; ella no temía a la sangre, había aprendido a aguantar, su hermana le había enseñado... de nuevo Cristina, pero se concentró en las ágiles manos de su cuñado, este iba palpando el abdomen en busca de la razón de tanta sangre; pero ella ya lo sabía, era una herida mortal, a aquel pobre monje le vida se le iba escapando poco a poco y sin remedio.


Gonzalo afanado en su busqueda, no vió como la muchacha se iba acercando silenciosa a la cabecera de la cama y se arrodillaba para, con un simple gesto; hacer lo unico que se podía hacer ya por aquel hombre; rezar por su alma.


Margarita fue recorriedo con su mirada el rostro del anciano, estaba adquieriendo un color parecido a la blanca cera de las velas de sebo, un color que indicaba que el final se acerca, que era demasiado tarde para poder ayudar a aquel pobre hombre... le resultaba familiar, demasiado familiar, quizás lo había visto pasear por las calles de la villa, un rostro sereno que no manifestaba ningún temor hacia lo que acontecía, pero podría ser consecuencia del desmayo, pensó la muchacha. Justo en el instante en que se detuvo en observar sus párpados caídos el anciano abrió los ojos.

-¡Belides! !Belides!- era un susurro casi inaudible, siquira la joven podría haberlo oido si no llega a estar tan próxima al monje.- Belides, el muchacho te espera ¡ te espera! ayudalo a buscar a la niña, ese es el siguiente paso a seguir, si no encontráis a la niña, cualquier protección a los otros dos vástagos será inutil, pues no habremos cumplido la misión encomendada...yo fallé, fallé...pero alguien lo protege, tiene su guardían aunque ni el mismo lo sabe...todos lo tienen, tú estas aquí...ve, corre unete con el muchacho, el sabrá despejar todas tus dudas...Ana, busca a Ana...Laura así lo habría querido, los tres hermanos…- Margarita asustada intentó disimular lo mejor que pudo, Gonzalo no había oido nada, había salido en busca de unas pinzas para extraer la bala, pero tenía que disimular, le había llamado Belides, el resto de aquellas palabra carecía de sentido para ella...era un viejo chiflado, un monje loco, pero hablaba de Guardianes, de encontrarse con alguién; en su mente se produjo una conexión...la tercera del evangelio…- Belides, atiende; dile al muchacho que intenté protegerle, que intenté no dejarle sólo; dile que Ruy siempre cuidó de él, hasta su último aliento…-


FIN SE ACABO EL 41

Ahora a refrescar toda la historia ^^
Imagen
GRACIAS RAK, por cierto eres mi "idola"
bautizada "L'enfant terrible" por la Onomaturga
Avatar de Usuario
farfán
 
Mensajes: 1603
Registrado: Vie Mar 12, 2010 4:57 pm

AnteriorSiguiente

Volver a Relatos

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados