Obviar

Lunes a Viernes/Domingo 18:00 h

Capítulo 1º del guión forero: La Decisión de Margarita.

Moderadores: eclipse, aguilaroja, Estuarda, Barsine, Moderadores

Re: CAPÍTULO 1º del guión forero:.La Decisión de Margarita.

Notapor Estuarda el Dom Jun 07, 2009 11:05 pm

Escena 9

Taberna de Cipri
A estas horas la taberna del Cipri está llena de bullicio, las gentes del barrio se acercan hasta allí para ver a sus amigos, tomar un poco de vino y disfrutar de una parada durante la dura jornada de trabajo de las gentes pobres.
Satur entra en la taberna de su amigo y compañero de correrías y se sienta en la barra. Se sujeta la cabeza con las manos. Está abatido.
- ¡Satur¡-exclama Cipri. ¿Te pongo un vino?.
Satur alza la vista. Es tal su cara que Cipri no puede menos que preguntarle:
- ¡Satur¡ ¡Por Dios y por todos los santos del cielo, ¿qué te pasa?¡
- ¡Qué me va a pasar Cipri¡-responde Satur. ¡Lo de siempre, lo del amo, que a mí este hombre un día me va a matar a disgustos…¡
- ¿Qué ha pasado ahora?-inquiere Cipri.
- ¿Pero de verdad no lo sabes?-pregunta Satur
En estos momentos se acerca a ambos Inés, deseosa de saber qué están hablando en susurros su marido y Satur, segura de que es algo relacionado con Gonzalo y Margarita.
- ¿De qué estáis hablado vosotros dos?-pregunta Inés. Dirigiéndose a Satur le dice: No me lo entretengas demasiado, que se pone de palique contigo y a la que le toca atender la taberna sola es a mí. ¡Y luego se enfada si me miran demasiado¡-exclama.
Satur se queda mirando con sonrisa picarona el generoso escote de Inés, pero en esta ocasión no está para hacer comentarios.
- Ay, Inés¡ -exclama. Tú tampoco lo sabes?-pregunta Satur
- ¡¿Saber queeeeeé?¡-responden casi al unísono Cipri e Inés.
- ¡Pues que va a ser, por Dios¡. ¡Que Margarita se nos casa¡. ¡Se nos casa con el doctorcito, que además nos ha salido noble y toó!
- ¡Queeé!-de nuevo saltan al unísono los esposos.
- Pues si.-responde Satur, mientras comienza a explicar los hechos. Que el doctor, ¡ahora vamos a tener que llamarle D. Juan, no te fastidia! pidió a la señorita Margarita que se casase con él, y ella…- a Satur le tiembla la voz- le ha dicho que sí.
- ¡Pues yo me alegro por Margarita¡-responde Inés, ¡que bastante ha sufrido ya¡. Y lo mal que nos portamos todos con ella cuando volvió. ¡Ay que ver¡ ni una mala palabra ha salido de sus labios, y como ha cuidado de Alonso, y como ha soportado los desplantes de Gonzalo, yo creo que se merece ser feliz, y si encima el doctor es noble …..-deja Inés la frase en el aire.
- Pero Inés- interviene su marido con voz enfadada- ¿es que no te das cuenta?. ¿Es que no ves que Gonzalo está enamorado de ella, y ya la perdió una vez? ¿Cuántas oportunidades más va a tener?
- ¡¡¡Eso, eso es lo que yo pienso¡¡¡-interviene Satur. Pero no hay manera de que el amo reaccione y se abra y me cuente sus sentimientos, ¡cómo es tan callado, que he conocido mudos que hablaban más que él …¡
En estos momentos entra en la taberna Catalina. Inés le hace una seña para que se acerque a ellos.
- Catalina-le pregunta Inés- ¿tu sabías lo de la boda de Margarita y que Juan es de la nobleza?
- Sí-responde Catalina- yo fui quién le dijo a Gonzalo que Margarita había aceptado la proposición de Juan, y en cuanto a lo de ser noble, pues... me he enterado después, pero ¡na’ más hay que verlo¡ ¡Si estaba cantado¡
- ¡Un momento¡-interviene Inés- ¿cómo se va a casar Margarita si ya está casada?.
A Satur en estos momentos se le ilumina la vista.
- Es que el marido de Margarita está muerto-interviene Catalina-vamos, que como viuda que es se puede casar de nuevo.
- ¿Y desde cuándo está muerto?-pregunta Inés de nuevo. Nunca le he oído decir nada.
- Pues eso no lo sé-responde Catalina- pero la Marquesa de Santillana le ha dado un certificado donde se acredita que su marido está muerto, y ahora os tengo que dejar, que si no vigilo de cerca de mi Murillo….
Inés se gira y sigue sirviendo mesas. Cipri y Satur se miran a los ojos. Satur sonríe por primera vez en todo el día.
- ¡Con que la marquesa le ha dao’ un certificado¡.-exclama Satur. Si nosotros no intervenimos mi Amo se muere de pena Cipri.
- ¡¡¡Cuenta conmigo Satur, pa’ lo que sea!!!!,-responde Cipri, que yo a Gonzalo le debo mucho …
Ninguno de los dos amigos ha observado que, sentados en una mesa cercana, mientras degustan el vino de Cipri, dos hombres no perdían palabra de la conversación que se acaba de mantener. Mantienen la vista baja. Uno de ellos lleva un parche en un ojo.
Última edición por Estuarda el Dom Ene 16, 2011 12:52 pm, editado 1 vez en total
Avatar de Usuario
Estuarda
 
Mensajes: 2687
Registrado: Vie May 01, 2009 12:10 am
Ubicación: aguilarojaforo@gmail.com

Re: CAPÍTULO 1º del guión forero:.La Decisión de Margarita.

Notapor Estuarda el Dom Jun 07, 2009 11:06 pm

Escena 10
Jardines de palacio


En una imagen alejada, se ve a la Marquesa caminar con paso rápido por los jardines, seguida de Cata y una criada. Por sus gestos, se ve que está impartiendo órdenes.

- ...Creo que no tengo que aclararte que es una visita muy importante...todo ha de salir a la perfección. Llega esta noche de Roma, acaban de nombrarle Cardenal Primado y vendrá a presentar sus respetos a esta casa, en memoria de la amistad que le unió al Marqués. Ya puedes prevenir en la cocina que tengan todo dispuesto...

-Sí, señora- Cata hace una reverencia. Le cuesta seguir el paso de su señora.

-Quiero los manteles de hilo blanco, ramos de flores frescas...blancas, que sean blancas...- las dos criadas la siguen a paso ligero, transmitiendo las órdenes una a la otra- ...Quiero la vajilla de plata... y ah! Catalina...- mira a Cata con una sonrisa despótica- La quiero PERFECTA.-

-Sí, señora- Cata vuelve a hacer otra reverencia y se da la vuelta. Le cuchichea a la otra criada:
- Vamos, anda...que nos espera buena hoy...-

Lucrecia sonríe satisfecha, mirando los nenúfares del estanque.
Caminando por el sendero, se ve entrar a paso cansado al Comisario. Lucrecia lo ve.

-¡Hernán! Dichosos los ojos...creí haberte oído decir que nada te retenía en mi palacio...-le observa por un instante- ¡Por Dios! Pero qué aspecto más desmejorado tienes... ¿A qué debo el honor de tu visita?- descarada, le mira con ojos altivos.

-Estás colmando mi paciencia, Lucrecia. No abuses de ella- Hernán la mira intensamente. Su voz está cargada de despecho y rencor.

-Dime a qué has venido entonces...-

- A decirte que Águila Roja sigue vivo- le cuesta pronunciar estas palabras, cada una le produce el efecto de un veneno que tuviera que tragarse obligatoriamente.-Anoche me dejó una nota retándome a un duelo, en la Iglesia de San Damián. Luchamos... me venció. Me golpeó y perdí el conocimiento. Cuando desperté, se había esfumado...como...por encanto. No sé qué fue lo que le impidió matarme en ese momento. Pero lo volvió a intentar...me enfrenté de nuevo con él en la calle, me disparó...tienes que ayudarme...a acabar con él...- Vuelve a mirar a Lucrecia, reconociendo que esto es superior a él.

Lucrecia le mira, sonriendo irónicamente.
-Lo sé-

Hernán se queda consternado....
-¿Cómo lo sabes?-

Lucrecia se gira y le espeta con calma intencionada:
-Por que fue él quien nos rescató al rey y a los demás...vino junto con el monje al que tú liberaste.- Se acerca a la cara del Comisario y le mira desafiante- Tu monje y el Águila Roja se conocen...

Hernán pierde el equilibrio, y con un sudor frío, retrocede...
Última edición por Estuarda el Dom Ene 16, 2011 12:52 pm, editado 1 vez en total
Avatar de Usuario
Estuarda
 
Mensajes: 2687
Registrado: Vie May 01, 2009 12:10 am
Ubicación: aguilarojaforo@gmail.com

Re: CAPÍTULO 1º del guión forero:.La Decisión de Margarita.

Notapor Estuarda el Dom Jun 07, 2009 11:07 pm

Escena 11

Escuela.

La cámara pasa lentamente desde atrás hacia adelante por encima de cada una de las mesas de los alumnos...mientras escriben concentrados el dictado del maestro... al que vemos al final cuando la cámara lo enfoca. Tiene un libro en sus manos y la expresión distraída...

"... y que desemboca en la Mar Océana, que llamamos Atlántico." - Suena de repente la campana de la Iglesia y Gonzalo se sobresalta. Los niños se alborotan y empiezan a cerrar sus cuadernos y a levantarse...

-Chicos!, .... a veer...mañana quiero que traigáis los deberes hechos y bien hechos ¿De acuerdo?- los niños asienten apresurados por irse. Mientras salen, Sátur se tropieza con ellos en la entrada. Hace un gesto de complicidad a Gonzalo que inmediatamente se dirige a dos de los niños:

- Alonso, Gabi. Esperad un momento- los niños se quedan de pie mirándose el uno al otro. Saben lo que les espera.
Gonzalo les mira con gesto grave.

-Los dos sabéis perfectamente que lo que habéis hecho es muy peligroso-
-Diga que sí, amo, que si no fuera porque eres hijo mío...me cagüen tó, te...te....- y levanta la mano en un gesto explícito, pero que se ve que no pasará de ahí. Gonzalo calma a Sátur para que le deje continuar.
Los niños bajan la cabeza.

- A ver... Gabi ¿de dónde sacaste esa pistola?-
Gabi duda. Tiene miedo. Habla muy bajito...
- Un amigo de mi madre, que es militar, se la dejó en mi casa, y mi madre la tenía guardada en un cajón... -levanta los ojos y suplica a Gonzalo -¡Maestro, no se enfade, yo sólo quería ayudar a Alonso...!- Gabi está asustado- No le digáis nada a mi madre, si se entera me va a matar...- las lágrimas comienzan a asomar en sus vivaces ojos. Alonso permanece callado.

-Pues tendrá que enterarse..., porque la pistola ha desaparecido, y ahora no podrás devolvérsela al amigo de tu madre- Gonzalo y Sátur se miran. El niño abre sus ojos y mira a Sátur como pidiendo ayuda...
- Esas cosas hay que pensarlas antes, muchacho... ¡Anda, tira..., tira para casa...que ya hablaré yo con tu madre...- y le empuja hacia la salida. Sátur permanece al lado de la puerta.

Gonzalo mira a Alonso, y le exige:
- Hijo, esto no puede ser. No puedo estar todo el día pendiente de ti, pensando que vas a hacer alguna locura... Tu madre murió y tu quieres vengarla...yo te entiendo- Gonzalo traga saliva, conteniendo su emoción- Pero yo estoy vivo, te necesito....y te quiero.- Le tiende su mano y lo acerca hacia él- Piensa en mí, por favor. Confía en mí, y prométeme que jamás volverás a intentar nada parecido. - Gonzalo se baja hasta la altura de sus ojos, y le mira intensamente, como sólo él sabe hacerlo...ya no está enfadado...su voz destila preocupación y ternura.

-Vale, padre...- el niño no está muy convencido. El maestro lo empuja hacia él para abrazarle, pero el niño se acerca desganado. Gonzalo sonriendo mira a Sátur, que no puede ocultar la admiración que siente por su amo.
El maestro se levanta, y da al niño un cariñoso empujón en el trasero para que se vaya... no sin antes advertirle- ¡Y derechito a casa!- Alonso sale de la clase corriendo.

continúa abajo.
Última edición por Estuarda el Dom Ene 16, 2011 12:53 pm, editado 1 vez en total
Avatar de Usuario
Estuarda
 
Mensajes: 2687
Registrado: Vie May 01, 2009 12:10 am
Ubicación: aguilarojaforo@gmail.com

Re: CAPÍTULO 1º del guión forero:.La Decisión de Margarita.

Notapor Estuarda el Dom Jun 07, 2009 11:08 pm

Pero el tono de la conversación cambia abruptamente. Se acercan los dos, y la charla adquiere un matiz confidencial. Gonzalo saca el pedazo de papel del bolsillo...
- Conozco esta letra. Creo que sé quién la escribió.-
- Ah, sí?- Sátur le mira expectante- ¿Y quién cree que es, señor?-
-Es Iñigo. El mismo asesino que enterró vivo a Alonso, el mismo que atacó a Margarita.- su mirada se pierde, y se tiñe del dolor del recuerdo de aquel momento trágico.
- Es usté un hacha, señor...hasta la vista la tiene de águila...-

Gonzalo sale repentinamente de sus pensamientos, y le dice a su criado:
- Ahora vete. Vigila cada paso que de Alonso, no le pierdas de vista. Si Iñigo ha vuelto, Alonso y Margarita están en peligro. Luego nos vemos en casa...

- Sí, amo, no se preocupe, no les voy a quitar ojo de encima…usté tranquilo- y se va a las corridas.
Gonzalo recoge sus cosas con rapidez y se dispone a salir. Cierra la puerta de la escuela, cruza la calle y repentinamente tropieza... con Juan...
Sus miradas se entrecruzan, cargadas de rivalidad...
Última edición por Estuarda el Dom Ene 16, 2011 12:53 pm, editado 1 vez en total
Avatar de Usuario
Estuarda
 
Mensajes: 2687
Registrado: Vie May 01, 2009 12:10 am
Ubicación: aguilarojaforo@gmail.com

Re: CAPÍTULO 1º del guión forero:.La Decisión de Margarita.

Notapor Estuarda el Dom Jun 07, 2009 11:09 pm

Escena 12
Casa de Gonzalo. A la hora de la comida “más o menos”

J-. ¿Se puede?
Satur le mira con desconfianza, pero lógicamente no se niega. Juan se muestra serio.

S-. La señorita Margarita no está… Y mi Amo tampoco… Igual están dando un paseo… juntos… quién sabe – y hace un gesto con su brazo, de dejadez. Juan le mira y le sonríe pícaramente. Sabe lo que Satur pretende -. Y usted ¿qué? ¿mucho trabajo en la consulta?
J-. Sí…
S-. Conocí yo una vez, en un pueblo de la Alpujarra, a un medico que se las sabía todas… Fíjese que un día le curó a una moza un sarpullido de la cara con el meao de un perro… Increíble oiga…
J-. Pues buen médico era de seguro Satur… -Gonzalo entra en la casa… casi a la vez, aunque no vienen juntos, entra Margarita.
S-. ¿Qué? ¿Qué tal ha ido el paseo? - y mira de reojo a Juan, que se ríe sin gana por la ocurrencia. Margarita y Gonzalo se miran sin comprender nada.

J-. Tengo que hablar contigo un momento Margarita
M-. ¿Ha pasado algo?
J-. No, no es nada. Pero necesito hablar contigo.
M-. Vale Juan. Dime…

Satur se les queda mirando. Tiene la cuchara en la mano, está de faena y no parece tener intención de irse. Gonzalo le hace un gesto.

S-. Na… pues que ya me voy yendo. Ahora eso sí… rapidito que el guiso se me quema en un pis pas… y luego no queremos comer…
G-. Satur! – le recrimina rápidamente Gonzalo –

Satur se acerca a Gonzalo y le dice en bajo:
S-. “Si quiere saco la flauta que me regaló aquel ciego en Tudela y les tocamos una melodía para que el ambiente sea más….
G-. Cállate Satur…-interrumpe Gonzalo -
S-. Mire que es eso solo lo que nos falta… Eso y hacer de monaguillos en su boda. Amo, hágase cargo, que esto se nos está yendo de las manos…
G-. Ya basta Satur. Acompáñame a la Escuela a recoger unos libros que se me han olvidado…
S-¡Hala!! Pues a la escuela nos vamos… - se acerca a la cara de Gonzalo y le dice - ¿Cojo la flauta y vamos ensayando las melodías por el camino, igual nos sacamos unos maravedíes?

G-. Satur! – Satur hace el gesto de “me callo” sin decir nada delante de Gonzalo y sale por la puerta con rapidez y cierto enfado.

Gonzalo le sigue, en la puerta mira hacia atrás y cruza su mirada con Margarita. La mira con tristeza y ella suelta la mano de Juan, que la tiene cogida. Por fin Juan y Margarita se quedan a solas.

continúa más abajo.
Última edición por Estuarda el Dom Ene 16, 2011 12:53 pm, editado 1 vez en total
Avatar de Usuario
Estuarda
 
Mensajes: 2687
Registrado: Vie May 01, 2009 12:10 am
Ubicación: aguilarojaforo@gmail.com

Re: CAPÍTULO 1º del guión forero:.La Decisión de Margarita.

Notapor Estuarda el Dom Jun 07, 2009 11:10 pm

Juan comienza a hablar. No está cómodo. Tampoco Margarita.

J-. No quiero que haya secretos entre nosotros. Sé que debería de habértelo contado antes… pero a veces “es tan difícil decir la verdad como ocultarla”…. Quisiera hablarte un poco de mi familia.

Margarita asiente y se miran. Él la toca el pelo y se lo coloca detrás de la oreja.

J-. Mi familia vive en el Ducado de Velasco, unas tierras preciosas, entre Salamanca y Portugal. Allí ha vivido siempre mi familia… -Margarita no se impresiona, tampoco Juan lo dice con pompa – Mi padre es duque de Velasco y Fonseca entre otros muchos títulos… Mi madre también tenía sus propios títulos… Era familia lejana del fallecido Marques de Santillana… El caso es que allí pasé mi infancia y casi toda mi vida, hasta…. - la voz de Juan se quiebra. Margarita nota que oculta algo- hasta que me fui a Salamanca a estudiar …Tengo, digo tenía dos hermanos. El mayor, Felipe… murió hace ya muchos años. – Juan no aguanta la mirada de Margarita y se retira un poco dándola la espalda – El era quién de verdad…. Él tendría que haber vivido… Todo hubiera sido distinto… Yo nunca soñé con ser Duque ¿sabes? Él era quién tendría que haberlo heredado todo… -Juan habla apresuradamente casi como en un monólogo, como quién se arrepiente de que hayan pasado cosas que cambiaron su vida, pero contra las que nada pudo hacer - Pero se murió…. Mi padre aún está bien, pero algún día tendré que asumir todos mis títulos y dejar la villa.

Margarita nota algo raro…. Es como si Juan no le contara toda la verdad.

J-. ¿Sorprendida? ¿Decepcionada?

M-. Un poco sorprendida… aunque ya decía el Cipri que bien raro eras por usar servilleta y querer mantel en las comidas –Ambos se ríen, aunque sin demasiada gana - No Juan, a mí me da igual – dice Margarita. Se muestra cansada. Sin ilusión – Y ¿qué dirá tu familia cuando sepan que te casas con alguien como yo?

La actitud de Juan cambia. Se muestra de repente altivo y rencoroso.

J-. Me da exactamente igual lo que digan. Hace tiempo, años, que vivo mi vida sin… sin el menor trato con ellos. Mientras que no sea imprescindible….
M-. Juan – titubea Margarita - no quiero que tengas problemas por mi culpa con tus padres… yo…

J-. No te preocupes Margarita, de verdad… ni siquiera tendrás que tratarlos porque no volveré hasta que hayan muerto y estén bien enterrados – Las palabras de Juan suenan llenas de rencor y amargura. Por un instante Margarita siente miedo y desconfianza. Pero no le parece que sea el momento de preguntar…
J-. De todos modos sabrán de nuestro compromiso. Escribiré a mi hermano pequeño, Alfonso, y él les explicará todo.
M-. Juan…. –dice Margarita mirándole fijamente y dudando si debe preguntar o no - ¿Por qué te hiciste médico entonces?

Juan la mira callado. La tristeza vuelve. Está en otro sitio.

J-. Supongo que para expiar… - Alonso entra de repente en la casa. Viene jugando con Murillo y armando mucho ruido - … mis culpas. –
Apenas se oye el final de la respuesta de Juan. Todo lo llenan las risas de Murillo y Alonso - Me voy a casa… he de ordenar algunas cosas del dispensario y se ha hecho tarde… Que tengáis una buena tarde duquesa –y le besa la mano.
Murillo y Alonso se les quedan mirando. La cara de los dos es de asombro. Juan coge a Murillo en brazos, como un saco de patatas y se lo lleva –Venga a casa… que luego tu madre asusta con sus gritos a todo el vecindario.

Los dos se van. Alonso se acerca a su tía que lo abraza.

A-. ¿Vas a ser duquesa tía? –le dice Alonso-.

M-. Supongo que sí cariño… cuando me case con Juan. Pero eso da igual. No tiene importancia. Uy… huele a quemado… se nos está quemando el guiso de Satur – y ambos corren al fuego.

S-. ¿Qué es ese olor? ¿No les dije que se quemaba? Pero claro… a mi nadie me hace caso… mire que el doctorcito este tiene el don de la oportunidad – dice Satur entrando en casa solo. -Perdone Margarita… pero milagros hago con lo que encuentro por esta casa pa hacer la comida … y si luego me las quema el doctorcito – dice con retintín – Yo –dice mirando a Margarita - le diría a Juan que a ser posible no se viniera a verla en las horas de comidas… que hay mucha faena… ni tampoco en los desayunos y tampoco en las cenas… que ya sabe que…

Continúa más abajo.
Última edición por Estuarda el Dom Ene 16, 2011 12:54 pm, editado 1 vez en total
Avatar de Usuario
Estuarda
 
Mensajes: 2687
Registrado: Vie May 01, 2009 12:10 am
Ubicación: aguilarojaforo@gmail.com

Re: CAPÍTULO 1º del guión forero:.La Decisión de Margarita.

Notapor Estuarda el Dom Jun 07, 2009 11:12 pm

A-. Margarita va a ser duquesa –grita Alonso interrumpiendo al conversación.

S-. Duquesa dice… -dice Satur mirándole con cierto desdén- y yo Príncipe de Bequelar.. estos críos…
A-. No, no, Satur, es cierto ¿verdad tía? Cuando se case con Juan.


Margarita está poniendo los platos en la mesa. Satur se queda parado mirando a Margarita esperando que ella contradiga a Alonso. Pero no lo hace. La cara de Satur es un poema. Sus ojos se abren. No entiende nada.

A-. ¡Qué se pega el guiso Satur!

S-. Qué olfato tienes Alonsillo... qué olfato tienes… -le da un par de vueltas con el cucharón y vuelve a mirar a Margarita. Ella no se atreve a mirarlo y sigue poniendo la mesa. Satur dice muy bajo, casi para sus adentros – Duquesa… ¿Duquesa de dónde?
Última edición por Estuarda el Dom Ene 16, 2011 12:54 pm, editado 1 vez en total
Avatar de Usuario
Estuarda
 
Mensajes: 2687
Registrado: Vie May 01, 2009 12:10 am
Ubicación: aguilarojaforo@gmail.com

Re: CAPÍTULO 1º del guión forero:.La Decisión de Margarita.

Notapor Estuarda el Dom Jun 07, 2009 11:13 pm

Escena 13

Escuela, por la tarde

¡¡¡Niños, se acabó la clase!!!
Gonzalo, cierra el libro que sostiene en las manos, dando por acabada la jornada escolar.
Observa a los niños recoger sus cosas. Su mirada se detiene en Alonso y la ternura se refleja en sus ojos. De repente esta se enturbia cuando recuerda que su hijo le culpa de no vengar la muerte de su madre. Aunque han hecho las paces, lo conoce muy bien y sabe que el niño no le ha perdonado todavía.
Se repone y dice: -Y directos a casa, nada de entretenerse por ahí. -Los niños van saliendo atropelladamente, hablando y riendo como acostumbran. Gonzalo empieza a recoger sus cosas para cerrar.
De repente se escucha un pequeño alboroto en la calle. El maestro sale a mirar. Son dos mujeres que se pelean en el mercado por un trozo de tela que las dos quieren comprar. Nada de importancia que requiera la presencia del héroe. Gonzalo sonríe, aliviado y se dispone a entrar otra vez en el aula. Pero una presencia interrumpe su acción.
Ve a Juan cerca de él, mirándole fijamente.
Intentando ignorarlo, Gonzalo hace intención de seguir a lo suyo cuando de repente escucha la voz del médico que le dice:
-Gonzalo… -Calla, le cuesta encontrar las palabras adecuadas. Presiente que la situación es difícil para el maestro.
Los ojos de Gonzalo se clavan en los de Juan. –Tú dirás…
-Necesito que disculpes mi comentario de ayer, no debí decirte eso y creo que tu reacción fue justificada.
-No, no lo fue, Juan. Tú me salvaste la vida. –Hace ademán de marcharse otra vez.
-Pero eso no justifica lo que te dije. Ahora entiendo que tú nada más te preocupabas por tu cuñada, porque es de tu familia y era tu obligación –La voz de Juan intenta ser conciliadora.
Gonzalo intenta mantener la calma y escuchar, pues sabe las palabras que saldrán a continuación de la boca de Juan.
Entiéndeme.-Titubea. - Estaba celoso… tenía dudas… creía que Margarita… que tú… -Detiene sus palabras ahí.
El maestro aprieta las mandíbulas para contener la rabia y la impotencia que se están apoderando de él. No quiere dejarse llevar, no debe. Tiene que mantener la compostura.
Juan continúa su explicación, en un tono feliz: -Pero anoche Margarita disipó esas dudas, supongo que te habrás enterado de que nos vamos a casar. Me ha aceptado, y quiero que sepas que yo voy a hacerla feliz, y que siempre la cuidaré.
Gonzalo contiene el impulso de abalanzarse sobre el médico, de decirle a gritos que no va a dejar que Margarita se case con él. Siente una rabia enorme en su interior, y no puede dejar de culparse de ser el causante de esa situación.
-Y quiero que sepas también.-Continúa Juan.- que entre Lucrecia y yo no hubo nada, que fue ella la que me besó. Y que yo sólo amo a Margarita.
Eso Gonzalo puede entenderlo, sabe cómo es Lucrecia, pero eso no le tranquiliza en absoluto los ánimos. Está derrotado, vencido. Los celos de antaño luchan contra su razón por salir, pero Gonzalo vuelve, otra vez, a controlarlos y vencerlos. Acierta a decir:
-Os deseo toda la felicidad del mundo.
-Voy a hacerla muy feliz, Gonzalo, no te preocupes. –Juan no es totalmente consciente del daño que esas palabras le causan a Gonzalo, pero en su tono, muy al fondo, se percibe un matiz de enorme triunfo sobre el maestro. Porque en su fuero interno, no está tan seguro del por qué Margarita ha aceptado su proposición.

Mientras están todavía cara a cara, aparece Margarita, que los ha estado observado desde lejos. No le gusta la idea de verlos juntos, después de la escena del día anterior. Se acerca a ellos. Ambos la miran fijamente y Juan le coge la mano. La mirada de ella se posa instintivamente en los ojos de Gonzalo, y aunque estos pretendan no mostrar nada, ella cree notar una chispa de tristeza que la inquieta. Sin quererlo, aparta su mano de la de Juan. Este la mira un tanto sorprendido.
En ese momento, Gonzalo da media vuelta y se mete en la escuela. Margarita se recompone y dice: Juan, vámonos, que tengo que hablar con Cata.
Se alejan camino de la consulta, haciéndose confidencias.

Gonzalo observa la escena a través de la ventana. Su expresión es insondable, pero sus puños se cierran en un gesto de rabia y desesperación.
Última edición por Estuarda el Dom Ene 16, 2011 12:54 pm, editado 1 vez en total
Avatar de Usuario
Estuarda
 
Mensajes: 2687
Registrado: Vie May 01, 2009 12:10 am
Ubicación: aguilarojaforo@gmail.com

Re: CAPÍTULO 1º del guión forero:.La Decisión de Margarita.

Notapor Estuarda el Dom Jun 07, 2009 11:14 pm

Escena 14

Ya de noche. Casa de Catalina.

Los guisantes están desperdigados por la mesa, algunos por el suelo. Al fondo se escucha el crepitar de una chimenea. Está anocheciendo en la villa y sus habitantes están para recogerse en sus respectivos hogares. Los bucles del pelo le caen por su rostro y los aparta, mientras se pasa una mano por el rostro con aire pensativo.
-Mujer, esto parece la plantación de la marquesa con todo tirado -dice a sus espaldas Catalina mientras sostiene en sus manos algo de ropa.
-Ay, perdona, Catalina-dice mientras deja el cuenco a un lado y se tapa con el chal.
-Es que llevas unos días que no estás a lo que estas.....-le recrimin Catalina mientras echa unos troncos a la chimenea.
-¡¡Murillo haz el favor de entrar en casa!!-grita desde la puerta su madre.
-!!Voy madre!!-se escucha a lo lejos la voz del niño.
Catalina observa detenidamente a Margarita y deja lo que tiene entre manos. Ojerosa y cansada está la chiquilla.-Piensa para si. Se sienta frente a ella y la mira fijamente.
-A ver ¡suéltalo ya! ¿no? ¿que pareces un alma en pena en vez de una prometida risueña?-le suelta.
-Si... estoy feliz -disimula Margarita.
-Ya… tanto que se escuchan tus gritos de felicidad... anda que son muchos años-le dice mientras se arregla el corsé.
-¿Dónde esta? -Margarita mira a su alrededor.
-¿Quien?¿Juan? no ha llegado... estará con algún enfermo, ya sabes lo sacrificado que es. Si es un partidazo el muchacho... y loco que esta por ti -dice señalándola.
-Ya.......-musita Margarita.
-¿Pero tú qué más quieres? Si él ya te ha demostrado mucho Margarita por Dios.....-le dice.
Margarita desvía su mirada hacia la casa de Gonzalo, la contempla absorta mientras ve el reflejo de la luz del fuego bailar en el interior.
-¡¡Ni lo pienses!! que con Gonzalo no tienes nada que hacer ¿me escuchas? que es por tu bien mujer -dice Catalina -¡Murillooo!! --Vuelve a gritar. -Como vaya a por ti te vas a enterar. –Sale atropelladamente de la casa en busca de su hijo.
Última edición por Estuarda el Dom Ene 16, 2011 12:54 pm, editado 1 vez en total
Avatar de Usuario
Estuarda
 
Mensajes: 2687
Registrado: Vie May 01, 2009 12:10 am
Ubicación: aguilarojaforo@gmail.com

Re: CAPÍTULO 1º del guión forero:.La Decisión de Margarita.

Notapor Estuarda el Dom Jun 07, 2009 11:15 pm

Escena 15

Calle de Gonzalo.

Noche cerrada. La cámara se pasea muy lentamente cerca de la casa de Gonzalo, la calle está prácticamente vacía.
Bajo un arco, una figura permanece agazapada en las sombras. Su sombrero de ala ancha oscurece todavía más su curtido rostro.

Observa, sin ser visto, los movimientos en la casa del maestro. Ve a Satur trajinar en la cocina, relatando, cuchara en mano, seguramente una de sus innumerables historias a un Alonso que, distraído en sus cosas, apenas le escucha. Ha visto a Margarita salir de su casa y entrar en la de Catalina. El maestro no se ve por ninguna parte.

Un ruido sordo tras de él hace que se sobresalte. Se gira rápidamente, con la mano en el cuchillo que lleva en el cinto y los nervios en tensión. Ve una sombra deslizarse sigilosamente cerca de la pared. De repente sonríe aliviado… es un gato.

Vuelve a esconderse en su rincón para seguir observando lo que ocurre esa casa, y en la de enfrente… -En su cara se dibuja una siniestra sonrisa y su único ojo brilla con perversa intensidad.


Escena 16

Casa de Catalina.

La noche ya está encima. Las luces de las casas ya estaban apareciendo con su tintinear insistente, y fuera el ambiente se está empezando a enfriar. Se apoya en el alféizar, nerviosa, arrebujándose en su chal blanco como los copos de nieve del duro invierno. Su mirada se pierde en la oscuridad, como buscando algo con insistencia. A lo lejos cree escuchar voces familiares:
-¡¡Por el amor de Dios Murillo!! -se oye a una exaltada Catalina.-Si al final he tenido que ir a buscarte...
Dos sombras avanzan con paso ligero, la más pequeña casi a saltos.
-¿Tú es que no oías que te estaba llamando? y mira cómo vienes, si pareces uno de los cochinos del vecino... -dice mirándolo de arriba abajo.
-Ay madre, no grites...-dice el niño zafándose de la mano de su progenitora.
Margarita sale al camino al verlos llegar y una sonrisa se dibuja en su rostro al contemplar al niño. Con sus rizos rubios pegados a su cabecita y con machas de barro por doquier.
-Me teníais preocupada...-dice Margarita tocándole la carita a Murillo.
-Ay Margarita es que este no obedece. Casi lo pillo en Toledo, cómo corre el condenado... -Dice airándole para dentro de la casa.
-Estaba cazando madre -se defiende el niño dejando el tirachinas en la mesa.
-Cazando, cazando, te voy a dar a ti caza... mira como vienes y AYYY Dios mío los pantalones, rotos -dice contemplando la rodilla del niño.
-Es el oficio madre, es duro.......-dice, pícaro.
-¿Oficio? -dice cogiéndole por una oreja- Y ahora ¿qué hacemos? por que te recuerdo que no somos ricos, y el pantalón era el único decente que teníamos -gimotea Catalina.
Margarita observa la escena entre divertida y pensativa, mientras contempla a su amiga nerviosa alrededor del niño.
-Catalina yo...puedo arreglarlo mujer -dice mirando a Murillo.
-¿Pero cómo vas a arreglarlo mujer? si ya has hecho bastante quedándote aquí mientras buscaba a este, este... –Exclama Catalina, zarandeando levemente a su hijo.
-No te preocupes eso te lo arreglo en un momento, mientras lo bañas...-dice riéndose.
-¿No Será muy tarde, Margarita? Mira que a lo mejor te esperan...
Margarita desvía la mirada hacia la casa de los Montalvo un momento.
-No... estarán ya descansando....-dice con tristeza.
-Bien, pues entonces... tú vas a quedar mas limpio -dice mirando a Murillo - que los suelos del palacio... ¡tira palante!
La joven se deja caer en la silla de madera, y su mirada se pierde una vez más en la ventana del maestro.
Última edición por Estuarda el Dom Ene 16, 2011 12:54 pm, editado 1 vez en total
Avatar de Usuario
Estuarda
 
Mensajes: 2687
Registrado: Vie May 01, 2009 12:10 am
Ubicación: aguilarojaforo@gmail.com

AnteriorSiguiente

Volver a Relatos

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados

cron