Obviar

Lunes a Viernes/Domingo 18:00 h

La "No-Boda" por Sor Mar del Santísimo For(r)o

Moderadores: eclipse, aguilaroja, Estuarda, Barsine, Moderadores

La "No-Boda" por Sor Mar del Santísimo For(r)o

Notapor mar005 el Lun Jun 01, 2009 4:08 pm

Porfa no colgueis posts hasta que termine. Son 9 escenas. Si os aburrís soberanamente, os vais a la taberna y pedís café que hoy he puesto barra libre :mrgreen:

Escena 1:

Faltan dos semanas para la boda entre Juan y Margarita, la marquesa acude a casa de Gonzalo. Gonzalo está acompañado de Sátur. Lucrecia desea hablar con Gonzalo. Sátur abandona la estancia aduciendo ir en busca de un encargo:

- Gonzalo, vengo a pedirte que permitas que Margarita se aloje en mi casa para preparar su boda. Sólo faltan dos semanas y comprenderás que no es lo más indicado que la prometida de Juan siga viviendo bajo tu techo a estas alturas...

Lucrecia se detiene para observar la reacción de Gonzalo, que la mira circunspecto y prosigue:

-… además, comprenderás que debe prepararse para la nueva vida que le espera. Debo informarla de cómo vestirse, cómo comportarse, explicarse cosas sobre la sociedad en que se va a desenvolver a partir de ahora...; eso necesita su tiempo y por ello Juan y yo hemos pensado que lo más conveniente es que se traslade al palacio hasta la fecha de la boda. Supongo que no tendrás ninguna objeción...

Tras unos segundos, Gonzalo se ve obligado a responder:

- supongo que habrás hablado con ella..
- naturalmente, querido, incluso diría que la idea le ha parecido muy acertada. Está muy ilusionada con su nueva vida.. ¡es natural! ¡Margarita convertida en duquesa! ¿quien lo hubiera dicho, verdad?

Gonzalo se queda pensativo mientras Lucrecia le observa con aire de estarse divirtiendo de lo lindo antes de continuar:
– bueno, puedes figurarte que me ha pedido en secreto que fuera yo quien solicitara tu permiso en lugar de hacerlo ella misma.. - Lucrecia lanza un suspiro - ¡es que no habláis, querido! y cuando lo hacéis es para discutir...Con Juan, en cambio, tienen unas conversaciones que me agotan incluso a mí - sonríe con malicia y añade
-...supongo que ese es el motivo por el que que me ha pedido que viniera a verte...

Gonzalo por fin reacciona tal y como Lucrecia estaba esperando:
- pues no hacía ninguna falta que te molestara porque ese permiso ya lo tenía. Ya está en edad de hacer lo que quiera, para escoger marido y para irse a vivir donde quiera y con quiera...

Mientras habla, Gonzalo da una vuelta por la habitación como si quisiera abrirse paso en una emboscada.

Lucrecia sonríe y se dispone a salir:
- Gracias Gonzalo, no esperaba otra cosa y si no tienes inconveniente, podrá instalarse en palacio mañana mismo...

Gonzalo cierra la puerta tras Lucrecia y se queda de pie, en mitad de la estancia, totalmente desconcertado.
mar005
 
Mensajes: 0
Registrado: Mié Feb 25, 2009 12:13 pm

Re: La "No-Boda" por Sor Mar del Santísimo For(r)o

Notapor mar005 el Lun Jun 01, 2009 4:09 pm

PERDON ME HE DESCONTADO SON 10 ESCENASSSSSS. jejejej es que ni para eso valgoooooooo!! :roll: :roll:
sigo ahora mismo... :)
mar005
 
Mensajes: 0
Registrado: Mié Feb 25, 2009 12:13 pm

Re: La "No-Boda" por Sor Mar del Santísimo For(r)o

Notapor mar005 el Lun Jun 01, 2009 4:11 pm

Escena 2:

Es de noche y Margarita vuelve de su trabajo en palacio. Será su última noche en casa de Gonzalo. Están Sátur y Gonzalo discutiendo acaloradamente en el comedor. Cuando entra Margarita la conversación se interrumpe.

Margarita saluda a los dos y Sátur se marcha con aire de impotencia. Ella se dirige a Gonzalo, que pretende estar ocupado en alguna tarea de preparación de sus clases.

- Gonzalo, Lucrecia me ha dicho que ha venido a hablar contigo...

Gonzalo responde sin levantar la vista:

- Sí, ha venido a pedirme el permiso para que te fueras a vivir a su palacio..

Margarita le mira fijamente a los ojos:
- Y tu le has dicho...
Gonzalo levanta la vista:
- le he dicho que no hacía falta que hubiera venido - y recalca – porque tú puedes hacer lo que quieras. Por mí, Lucrecia se podría haber ahorrado perfectamente la visita..

Margarita siente un impacto en el corazón y baja la vista:

- claro, tienes razón... prepararé las cosas para marcharme mañana mismo. Hablaré con Alonso si te parece...
Gonzalo la interrumpe:
- no hace falta, Margarita, ya se lo explicaré yo..
Margarita hace ademán de responderle pero no se siente con fuerzas. Se da la vuelta y se dirige a su habitación con aspecto apesadumbrado.

Gonzalo se queda mirando al fondo de la habitación. En su expresión de dibuja una mezcla de confusión y rabia.
mar005
 
Mensajes: 0
Registrado: Mié Feb 25, 2009 12:13 pm

Re: La "No-Boda" por Sor Mar del Santísimo For(r)o

Notapor mar005 el Lun Jun 01, 2009 4:14 pm

Escena 3

Palacio de la Marquesa. Margarita ya lleva dos días instalada y Cata entra a su habitación a visitarla. Margarita está mirando por la ventana...

- ¿se puede, Sra. Duquesa? - pregunta Cata sonriente..
Margarita se vuelve:
- Cata!! ¡qué alegría !
- Bueno, he venido a verte yo porque me parece que entre la marquesa y tu futuro marido te tienen secuestrada.- le dice Cata con ironía.
- No, ¡qué va!...yo... estoy muy feliz...¿has visto mi vestido de novia? - Margarita señala un vestido de encaje blanco con puntillas de nácar que está sobre su cama – me lo acaban de probar...
- ah! vaya! Como se ve que lo llevan todo en secreto – Catalina se inclina sobre el vestido – es precioso.. ¡vaya cara se le va a quedar a Juan cuando te vea entrar en la Iglesia con esa maravilla!! ¡ya me lo estoy imaginando!!

Margarita baja la vista y sus ojos se humedecen:
- sí, supongo que le gustará.. es.. creo que es un vestido precioso..
Cata se acerca a Margarita y la coge por la barbilla:
- ¿y esa cara? ¿vas a llorar?
- ¡noooooo!, ¡es la emoción!, ha sido al contemplar ese vestido, nunca imaginé que pudiera verme vestida así...- Margarita sonríe al tiempo que se le escapa otra lágrima..
Cata frunce el entrecejo:
-oye, dime..¿tu estás bien?
Margarita se seca la mejilla y sonríe abiertamente:
- no te preocupes Cata, diles – y recalca – a todos, que soy la novia más feliz del mundo y que nunca he estado tan bien...
- bueno, eso me gusta más – Cata sonríe aliviada y se dispone a salir nuevamente -
Antes de marcharse se vuelve:
- y cuando pueda escaparme de la marquesa, ¡¡volveré a verte otra vez!!
Las dos sonríen con complicidad y Catalina cierra la puerta tras de sí.
mar005
 
Mensajes: 0
Registrado: Mié Feb 25, 2009 12:13 pm

Re: La "No-Boda" por Sor Mar del Santísimo For(r)o

Notapor mar005 el Lun Jun 01, 2009 4:19 pm

Escena 4

Es medianoche y Aguila Roja está sentado sobre un tejado a las afueras de la villa. Está vigilando una de sus vías de salida, la que llaman “de los contrabandistas”. En los últimos tiempos, un grupo de maleantes anda irrumpiendo de noche en los barrios más pobres; roban, agreden e incluso han llegado a asesinar a varias personas. Tras los ataques, se refugian en un bosque cercano sin que los hombres del comisario les hayan arrestado hasta el momento, ya que además parece que conocen bien la zona.

Las horas pasan y la luna camina por el cielo lentamente hacia su morada de la madrugada. Aguila Roja da vueltas a mil pensamientos y contempla la cara de la luna que esta noche, parece que le devuelve una mirada de profunda tristeza. De pronto, escucha el galopar de un caballo saliendo de la villa a toda velocidad. Levanta la cabeza y divisa una silueta que cabalga enfundada en una capa negra y parece que también lleva el rostro cubierto. Aguila salta del tejado, monta en su caballo y sale al trote en persecución del jinete. Su caballo es más veloz y pronto se sitúa cerca del fugitivo.
Aguila grita:

- Detente si no quieres que lo haga yo mismo.

El jinete acelera la marcha pero no consigue distanciarse del caballo de Aguila Roja, que pronto se sitúa junto a él. Aguila se atreve a acercarse más al ver que el jinete no aparenta llevar arma de fuego alguna. Viéndose alcanzado, el fugitivo hace un sobreesfuerzo y consigue adelantarse unos metros, pero su caballo frena la marcha repentinamente ante lo que parece un obstáculo en medio del camino. El jinete no controla al animal y cae del caballo hacia un margen de la vía, recibiendo un fuerte impacto contra el suelo. Consigue levantarse a duras penas y finalmente, se esconde tras unos matorrales.

Aguila Roja detiene su caballo y baja a buscarle pero, en la oscuridad, no divisa nada ni escucha movimiento alguno entre la vegetación. Mientras se dispone a buscar, se escucha el galopar de unos caballos procedentes de la villa. Aguila levanta la cabeza y enseguia reconoce la voz de uno de los hombres del comisario que llama al alto. Al instante, Aguila Roja monta en su caballo y desaparece a toda velocidad en la dirección contraria.
mar005
 
Mensajes: 0
Registrado: Mié Feb 25, 2009 12:13 pm

Re: La "No-Boda" por Sor Mar del Santísimo For(r)o

Notapor mar005 el Lun Jun 01, 2009 4:29 pm

Escena 5

Gonzalo y Sátur estan sentados cenando en la taberna Pata de Liebre, en una mesa del fondo. Gonzalo le relata el episodio nocturno sucedido unas noches atrás ...

-... se me escapó... estoy seguro que era uno de los ladrones que hace un mes mataron al hijo de un curtidor. Parece que la otra noche robaron todo lo que encontraron en varias casas y estuvieron a punto de matar a un padre y a su hijo por pretender hacerles frente.

Sátur da un puñetazo en la mesa:
- ¡y el comisario como si no fuera con él!, como cada vez que saquean las casas de los pobres, ¡siempre anda ocupado en cosas más importantes!

Gonzalo le interrumpe:
- pues parece que ayer sí hicieron algo... precisamente el fugitivo se me escapó porque vi que llegaban los hombres del comisario y al verles, preferí huir. Me imagino que ellos al final sí debieron de dar con él... fue a parar entre los matorrales del bosque. Seguro que estaba herido porque se llevó un buen golpe al caer del caballo...
- pues de éste pájaro no se ha sabido nada...lo tendrán entretenido en los calabozos y no creo que volvamos a saber más de él.. vivo digo..- y Sátur se lleva una mano al cuello.

Desde el fondo de la taberna, aparece Cata. Al verla, los dos amigos la saludan con el gesto y Cata se acerca:
-Gonzalo, te andaba buscando..
Sátur le acerca una silla y Cata se sienta junto a ellos:
- Dime Cata, pareces preocupada – Gonzalo trata de reconfortarla cogiéndola del brazo.
- Es Margarita..
La expresión de Gonzalo se vuelve grave.
Cata observa a Gonzalo, mira de reojo a Sátur y finalmente le pregunta, bajando la voz:
- ¿os ha invitado a la boda?
Gonzalo pone cara de querer estar en otro sitio:
- si me invitara, tampoco creo que fuera.
Cata asiente con la cabeza y prosigue:
- ¿lo veis? Es que está como... como os diría.. ¡está distanciada!..
Sátur pregunta, incrédulo:
- ¿distanciada Margarita? Y yo que no me lo creo...
- sí, está distanciada de todo el mundo... – aclara Cata – La primera semana que llegó, la Marquesa la apartó de todos. Pero yo conseguí entrar en su habitación el primer día.. entonces aún estaba como siempre, bastante nerviosa, eso sí, pero era la Margarita de siempre... pero a partir de ahí ya ha sido una cosa imposible. Su habitación está cerrada con llave y cuando sale …
Cata se detiene y Sátur la urge a terminar:
- ¿qué? ¿Qué pasa cuando sale?
- Nada, es como... como si no fuera la misma.. me mira..como ¡como por encima del hombro! ¡Como si no me conociera!
- ¿Por encima del hombro Margarita? ¿Nuestra Margarita? ¡La habrán cambiado! - exclama Sátur.
Gonzalo no dice nada, reflexiona unos momentos y después pregunta:
- ¿dices que no te habla?
- no.. me mira como si fuera una extraña y pasa por mi lado sin apenas hacerme un gesto. Va todo el día detrás de la marquesa ¡y no quiere saber nada de nadie más!!. Vive en su mundo, la arreglan y la acicalan como si fuera un objeto de regalo y no se relaciona con nadie... sólo con la Marquesa y con Juan, que la visita de vez en cuando...
Gonzalo levanta la cabeza y dirige su vista hacia el techo, como si pretendiera coger aire..
En esto. se acerca Inés que, mientras va y viene atendiendo las mesas, ha escuchado la conversación..
- pues yo creo que la gente no cambia de un día para otro, Cata - les dice Inés, mientras sirve vino en la mesa vecina.
Cata le replica:
- ni tampoco le ocurre a todo el mundo eso de convertirse en duquesa de un día para otro..
- Margarita no es de ésas – replica Sátur – siempre ha sido sencilla y buena, mucho me habría engañado a mí..
Cata se levanta:
- me tengo que marchar, Murillo está sólo en casa, pero quería que lo supiérais.. tengo un malestar por dentro.. Margarita era mi amiga, y este menosprecio que os ha hecho a vosotros y a mí me está dejando muy mal cuerpo..Ya sólo quedan cuatro días para la boda..
Catalina se despide y se quedan solos Sátur y Gonzalo.
Satur se queda mirando a Gonzalo y finalmente le dice:
- si yo fuera Vd. intentaría hablar con ella..
- ¿hablar? ¿De qué, Sátur? ¿O es que quieres que le pida una invitación?
- Hablar, hablar.. hablar... ¡de todo!. Si no lo hace, pasará Vd. toda una vida pensando en todo lo que quiso decir y nunca dijo, en todo lo que quiso hacer y no hizo.. Dígame amo ¿De qué tiene Vd. miedo?
Gonzalo le mira irritado y Sátur prosigue:
- y otra cosa le digo: yo, amo, con o sin invitación, voy a ir a esa boda. Margarita no tiene más familia que nosotros y mientras nadie me diga lo contrario, siempre será así.
Gonzalo baja la cabeza en un gesto característico de él. Y no responde nada.
mar005
 
Mensajes: 0
Registrado: Mié Feb 25, 2009 12:13 pm

Re: La "No-Boda" por Sor Mar del Santísimo For(r)o

Notapor mar005 el Lun Jun 01, 2009 4:33 pm

Escena 6

Palacio de la Marquesa. Juan y Lucrecia están en el jardín, comiendo. Mientras la marquesa duda entre escoger una fuente repleta de uvas o una copa con cerezas, la expresión de Juan indica contrariedad.

- Lucrecia, esto no se sostiene. Todo el mundo murmura. Si tu no has notado nada es porque te niegas a ver lo evidente.
- Pero ¿qué dices, Juan? Tranquilízate.. tú, un hombre de mundo, soliviantado por habladurías de aldeanos...
- No son habladurías, Lucrecia, Cata lo ha visto, lo puede ver cualquiera que tenga ojos y algo de criterio. Ellos notan que algo extraño sucede con Margarita pero nosotros sabemos la verdad.

Lucrecia se levanta de la mesa, y emite un suspiro, mientras se palpa las sienes:
- Juan, a veces, me aburres bastante, te lo he dicho alguna vez, verdad?
- ¿Te aburre que acepte casarme con una mujer que no sabe ni quien soy?

Lucrecia suelta una carcajada:
- vamos, querido, ¿te refieres a eso? ¡ya recuperará la memoria!. Fue un golpe muy desafortunado, las caídas de caballo a medianoche tienen estos inconvenientes. Aún tuvo suerte de que Hernán la encontrara y de que no le diera un tiro antes de descubrirla, encapuchada como iba.. ¡¡a quien se le ocurre!!
Juan se levanta y mira a Lucrecia con decisión:
- lo que esta claro es que trataba de huir, o puede que pretendiera algo aún peor, pero te aseguro que no me casaré con Margarita si no recupera la memoria. No conseguirás hacerme el protagonista absoluto de esta farsa..

Lucrecia le mira fijamente:
- harás lo que yo te diga si no quieres que en la villa empiecen a circular rumores... - se levanta de la mesa para irse y al pasar junto a Juan se acerca a su oído susurrando – ...rumores sobre tu pasado...ya sabes..

Juan se queda inmóvil mientras Lucrecia apresura el paso hacia sus aposentos con una enigmática sonrisa en los labios...
mar005
 
Mensajes: 0
Registrado: Mié Feb 25, 2009 12:13 pm

Re: La "No-Boda" por Sor Mar del Santísimo For(r)o

Notapor mar005 el Lun Jun 01, 2009 4:42 pm

Escena 7

Centro de la villa, es mediodía, hay mercado y las calles bullen de gentío y animación. Luce el sol y Lucrecia, y Margarita cogida de su brazo pasean por la ciudad. Van acompañadas de Juan y dos personas del servicio de la Marquesa. Lucrecia conversa animadamente con Juan mientras Margarita, en silencio, contempla el lugar, mira los edificios a uno y otro lado, las calles y la gente, como si se tratase de la primera vez que visita la villa. Lucrecia se esfuerza en saludar a todo el mundo conocido para demostrar a la gente que entre los futuros esposos todo va muy bien.

Gonzalo ha salido de la escuela y se dirige hacia su casa cuando, de lejos, divisa a la pequeña comitiva de la marquesa y ve también a Margarita. Sabe, porque se lo ha dicho Sátur por la mañana, que sólo faltan dos días para la boda. Lucrecia repara en él y le saluda desde lejos, Gonzalo se acerca, mirando sin apenas disimular a Margarita, que a su vez, está mirando hacia otra parte sin aparentar haberle visto.

- Gonzalo, ¿cómo estás? - Lucrecia le tiende la mano mientras Juan y Gonzalo se dirigen entre sí un saludo de mera cortesía.
- Veo que vais de paseo..- contesta Gonzalo volviendo nuevamente la mirada hacia Margarita, que ahora le observa con los ojos muy abiertos, pero sin articular palabra.

Lucrecia no desperdicia la ocasión de intervenir:
-Vamos Margarita, ¿pero es que ni siquiera vas a saludar a Gonzalo?
Margarita responde con un hilo de voz:
- hola...
Se produce un silencio tenso y Lucrecia se echa a reir:
- ¿hola? Eso es todo? ¿tampoco vas a preguntarle por tu sobrino? - se pone una mano en la frente con actitud teatral - ¡¡Ay!! estas mujeres casaderas!! yo ya casi lo he olvidado, pero hay que reconocer que en estos días sólo piensas en el vestido, el peinado, en los invitados... por cierto.. supongo que acompañarás a Margarita en ese día tan importante para ella, ¿no es así Gonzalo?

Gonzalo mira a Margarita que ha bajado la vista hacia el suelo desde hace un buen rato y responde en un tono que pretende ser irónico:
- no lo creo, supongo que habrá mucha gente importante, demasiada para que haya sitio para un simple maestro de escuela...
Lucrecia suspira y responde:
- tu siempre sabrás encontrar tu sitio, querido – y añade lanzando una mirada fugaz de desdén hacia Margarita – hay quien no lo encuentra nunca a lo largo de toda una vida...
- Es hora de marcharnos – interrumpe Juan irritado - Margarita está empezando a fatigarse...

Se despiden y los tres pasan frente a Gonzalo que se vuelve para verles marchar. Margarita echa a andar sin tan siquiera levantar la vista del suelo; Lucrecia y Juan la sujetan por ambos lados discretamente mientras ella siente que el corazón le late deprisa y la cabeza le da vueltas como si girara a toda velocidad dentro de un laberinto oscuro. No sabe quien era ese hombre ni porqué ha sido la protagonista de esa escena tan tensa..

Gonzalo se dirige hacia su casa, cuenta los pasos y la respiración e incluso acierta a saludar a su vecino antes de atravesar el umbral de su vivienda y cerrar la puerta tras de sí. Se sienta en el banco del comedor y tiene la sensación de que ese día, un cadáver, el cadáver de Gonzalo se ha encontrado por casualidad con otro cadáver, el cadáver de Margarita, por última vez en sus vidas.
mar005
 
Mensajes: 0
Registrado: Mié Feb 25, 2009 12:13 pm

Re: La "No-Boda" por Sor Mar del Santísimo For(r)o

Notapor mar005 el Lun Jun 01, 2009 4:51 pm

Escena 8

Día de la boda. Son las doce del mediodía y las campanas de la Iglesia principal repican a boda. Luce el sol aunque una ligera niebla se posa sobre los contornos de toda la ciudad.

Sátur llama a Alonso desesperadamente. El niño regresa a la casa sin respiración. Ambos han estado buscando a Gonzalo desde hace un par de horas y no han conseguido dar con él. Marchó por la mañana temprano sin despertarles y nadie sabe dónde está.

Sátur sujeta a Alonso por los hombros:
- Vámonos Alonso, aunque tu padre luego me mate, pero no podemos faltar; vamos a la Iglesia y quizás tu padre aparezca por allí más tarde.. ya no podemos esperar más. Sois la única familia que tiene tu tía..

Alonso asiente y los dos se dirigen hacia la Iglesia.

En la Iglesia, los invitados ya esperan sentados frente al altar y Juan de pie, frente al obispo que oficiará la ceremonia, recibe una indicación de que la novia, acompañada de un primo de Juan está a punto de entrar por el pasillo de la nave central. Suena una suave música de laúd mientras Margarita, vestida de novia, hace su entrada. Todos se vuelven para admirarla. El velo que le cubre el rostro no consigue ocultar su extrema palidez. Aún así, todos coinciden en que la novia, aunque pálida y algo seria, está bellísima.

Juan, muy nervioso, la recibe cogiéndola cariñosamente de las manos y ambos se disponen a escuchar las palabras del obispo.

En la entrada, Sátur y Alonso, intentan convencer a dos de los hombres del comisario y parte del servicio de la marquesa, que les tienen retenidos en las escalinatas, para que les dejen entrar:

- ¡¡Oigan, les digo que somos la familia de la novia!!. ¡Tenemos tanto o más derecho que los que están ahí dentro! – les grita Sátur

Desde dentro, se escucha el griterío, cada vez más intensamente y el obispo detiene un instante su parlamento. Se vuelve para hablar con el sacristán, que ejerce de ayudante y parece darle alguna instrucción. El sacristán se ausenta.

El obispo continúa:

- Juan de Calatrava, ¿aceptas por esposa a Margarita Hernando y prometes amarla, respetarla y serle fiel en la salud y en la enfermedad, en la alegría y en la tristeza, en la riqueza y en la pobreza hasta el fin de tus días?
Juan, nervioso, mira a Margarita y respira hondo antes de responder:
- Sí, acepto.
En la entrada, el sacristán se dirige a uno de los hombres del Comisario:
- El Sr. Obispo ha escuchado los gritos de esta gente y quiere saber qué ocurre...
- Son plebeyos, señor, dicen que son familia de la novia..
Sátur se arrodilla ante el religioso:

- Lo decimos y somos la única familia de la novia. Déjenos pasar, que la familia es santa, pues hasta Jesucristo tuvo una Santa Familia..
El sacristán se dirige a los guardias:
- Dejadles que se sienten en la última fila, pero por favor ¡¡haced que se callen!!
El sacristán regresa al interior de la Iglesia y Sátur y Alonso, vigilados por los hombres del Comisario, se sitúan en la última fila de asientos, que está vacía.
El Obispo continúa:
- Doña Margarita Hernando, ¿aceptas por esposo a D. Juan de Calatrava y prometes amarlo, respetarlo y serle fiel en la salud y en la enfermedad, en la alegría y en la tristeza, en la riqueza y en la pobreza hasta el fin de tus días?
Margarita se levanta el velo... necesita aire...
Los segundos pasan.
Juan se vuelve a mirarla.
El obispo repite:
- Doña Margarita Hernando, ¿aceptas por esposo a D. Juan de Calatrava y prometes amarlo, respetarlo y serle fiel en la salud y en la enfermedad, en la alegría y en la tristeza, en la riqueza y en la pobreza?
Un silencio sepulcral empieza a caer sobre la nave como una losa.
De pronto, se escucha un grito desde el fondo de los asientos:
- ¡Tía Margarita! ¡Tía Margarita!
Margarita, parece despertar de un profundo sueño y se vuelve enseguida hacia dirección en que ha creído escuchar esa voz:
- ¡Tía Margarita! ¡Soy yo! ¡No me dejan sentarme a tu lado!
- ¡Alonso! - exclama Margarita y corre hacia su sobrino que ha conseguido zafarse de uno de los guardias que se apresuraba a sujetarle...

Margarita y Alonso se abrazan. Margarita le acaricia el pelo, lo besa y de inmediato se vuelve hacia Juan:

- ¡es mi sobrino Alonso! - Margarita sonríe emocionada y repite una y otra vez "ése es su nombre: ¡se llama Alonso!"
Las lágrimas brotan en el rostro de la joven y la nave principal de la Iglesia estalla en un murmullo de voces. La alarma es general. Lucrecia se ha quedado en su asiento en actitud de recogimiento, y se oculta el rostro como si estuviera rezando..

El obispo se dirige a Juan y ambos se apartan para conversar a un lado de la sacristía. Al cabo de unos instantes, el obispo regresa y se dirige a los asistentes:

- queridos hermanos. Este matrimonio no puede celebrarse...- se detiene, carraspea y vuelva a iniciar la frase - ...este matrimonio no puede celebrarse por indisposición de la novia...

Se escucha la voz indignada de uno de los invitados de más edad:
- ¿pero qué le ocurre a la novia?

El obispo dirige una mirada fugaz a Juan antes de contestar y explica:
- Al parecer sufrió un accidente hace unos días que...- duda, y busca las palabras más adecuadas - que la ha sumido en un estado de.. profunda confusión...
Pasado el mal trago de las explicaciones, el obispo sentencia:
- En estas condiciones les anuncio que he decidido hacer uso de mis facultades para desistir de la celebración de esta boda. Les pido mis disculpas y les ruego que abandonen este Santo Lugar ordenadamente.

Margarita sigue abrazada a Alonso y Sátur se les acerca:
- pero ¿qué te ocurre Margarita?
Margarita mira a Alonso con expresión interrogante..
- Sátur, me parece que no te reconoce...- le apunta Alonso.

Juan se acerca a ellos...Su expresión es grave pero parece que ha recuperado la serenidad:
- Sátur, Margarita tuvo un accidente, perdió la memoria por completo y parece que hoy ha iniciado un largo proceso de curación. Será mejor que la llevéis a vuestra casa...
mar005
 
Mensajes: 0
Registrado: Mié Feb 25, 2009 12:13 pm

Re: La "No-Boda" por Sor Mar del Santísimo For(r)o

Notapor mar005 el Lun Jun 01, 2009 4:54 pm

Escena 9

Son las nueve de la noche. Las calles de la ciudad se han convertido en un laberinto de sombras. Gonzalo regresa a su casa. Ha estado todo el día caminando, estuvo en el cementerio, vagó por las plazas y mercados y por último, se sentó en uno de los tejados donde suele refugiarse cuando Aguila Roja tiene que huir. Allí transcurrieron sus horas hasta caer la noche.

Al llegar a la puerta de su casa, Sátur, que le está esperando en las escaleras, se levanta como con un resorte:

- Amo, ¿dónde ha estado Vd?. ¡¡Horas le hemos estado buscando!! ¿Y esos ojos?- y baja la voz - ¿ha llorado Vd. amo?

Gonzalo no responde. Da una palmada a Sátur y se dispone a entrar..
Sátur le detiene:
- ¡Un momento!. Tengo cosas que explicarle ... - le mira con cara de póker y continúa:
- Vd. sabe que Alonsillo y yo hemos estado de boda...
- .. pues casi me lo figuraba... déjame entrar Sátur, no estoy para bromas...
Sátur le tira del brazo:
- vamos maestro, que por una vez que tengo que darle una buena noticia...
- ¿una buena noticia? - Gonzalo sonríe tristemente
- pues sí, vamos a la taberna y le explico qué es lo que pasó con el delincuente al que persiguió Aguila Roja la otra noche -le hace un guiño- Se lo explico mientras cenamos..
Gonzalo va a replicarle que no tiene ganas de cenar cuando Sátur, exultante, ya le está arrastrando de camino a la taberna...
mar005
 
Mensajes: 0
Registrado: Mié Feb 25, 2009 12:13 pm

Siguiente

Volver a Relatos

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: Google [Bot] y 4 invitados

cron